Última hora

Última hora

D. Avramópulos, comisario europeo de Inmigración: "Europa se opone a toda forma de exclusión"

Europa está inmersa en una crisis migratoria de enormes proporciones. Hablamos de ello con Dimitris Avramópulos, comisario europeo de Inmigración

Leyendo ahora:

D. Avramópulos, comisario europeo de Inmigración: "Europa se opone a toda forma de exclusión"

Tamaño de texto Aa Aa

Europa está inmersa en una crisis migratoria de enormes proporciones. Hablamos de ello con Dimitris Avramópulos, comisario europeo de Inmigración, Interior y Ciudadanía en nuestro estudio de Atenas.

Efi Koutsokosta, euronews:
A lo largo del verano, oleadas de inmigrantes y refugiados han llegado masivamente a Atenas y a varias islas griegas. Son imágenes trágicas que han dado la vuelta al mundo. ¿A quién culpar, al Gobierno griego que no ha podido gestionar la situación?, ¿dónde estaba la UE?

Dimitris Avramópulos, comisario europeo de Inmigración, Interior y Ciudadanía:
Nadie tiene la culpa, pero todos compartimos la responsabilidad. El hecho de que algunos Estados miembros no apliquen la política conjunta de inmigración es una de las razones por las que hemos visto estas imágenes no sólo en Grecia, sino también en otras partes de Europa.
Estamos dispuestos a proporcionar a Grecia 445 millones de euros si el país cumple las condiciones que hemos decidido de forma conjunta, lo que significa que tiene que poner en marcha un plan de acción y establecer un protocolo para que, junto con Naciones Unidas, que quiere participar en la ayuda humanitaria, podamos armonizar nuestra gestión de los flujos migratorios.

euronews:
Ha hablado mucho, y perdone que le interrumpa, sobre la política europea para la inmigración. Sin embargo, muchos Estados miembros van exactamente en la dirección opuesta a esas políticas. ¿Cree que esto sucede porque algunos politizan las cuestiones relativas a la inmigración?

Dimitris Avramópulos:
La política europea de inmigración no puede verse afectada por cuestiones políticas internas. En muchos países europeos, dado el problema de la inmigración, que cada uno interpreta de diferentes maneras, los movimientos populistas y xenófobos han ganado terreno.

Muchos Estados miembros denuncian y critican con mucha ligereza o injustificadamente a otros Estados miembros. Por eso quiero hacer un llamamiento en primer lugar, para acabar con este juego tonto de culpas. Hay que estar completamente unidos y ser solidarios en este esfuerzo, y así tiene que ser en todas las políticas europeas sin excepción. Seguir caminos nacionales, en solitario, no lleva a ninguna parte.

euronews:
Sin embargo, la pregunta es qué está haciendo Europa, porque vemos muchos Estados miembros como Francia y Austria, que han reforzado sus controles fronterizos. O peor aún Hungría, que ha construido un muro en la frontera con Serbia y dijo recientemente que puede utilizar su ejército para controlar la inmigración en sus fronteras. ¿Qué dice la Comisión al respecto?

Dimitris Avramópulos:
Europa está en contra de cualquier política de exclusión. ¿Recuerda que hace diez meses dije que estoy en contra de una Europa fortificada? Por otro lado no tenemos que olvidar que uno de los principales logros europeos es la zona Schengen, que permite la libre circulación de todos los ciudadanos europeos mostrando sólo un carnet de conducir, sin necesidad de pasaporte. Desde luego, la libre circulación de mercancías y los ciudadanos tiene que estar garantizada.

euronews:
Se lo voy a preguntar sin rodeos:¿Van a sancionar a Hungría, por ejemplo, por la política que está aplicando?

Dimitris Avramópulos:
Cualquier país que viole la legislación europea, y no me estoy refiriendo específicamente a Hungría, sino a cualquier país, tendrá que hacer frente a las consecuencias. Sobre todo, los países que violan el tratado de Schengen. Pero es cierto que Hungría necesita ayuda.

Hungría, Grecia e Italia, son los países europeos que necesitan más fondos europeos. Hemos decidido instalar células de crisis en Grecia y Hungría como la que ya hay en la ciudad italiana de Catania.

Estas células son centros de asistencia específicos donde Europol, Frontex, Eurojust y la EASO (Agencia para el aplicación de la política común de asilo) con funcionarios de los Estados miembros proporcionará un servicio de acogida y evaluación a quienes tratan de atravesar las fronteras europeas. Y allí es donde se va a hacer la distinción entre los refugiados que necesitan y tienen el derecho a la protección internacional en conformidad con la Carta de Derechos Humanos de la ONU para los inmigrantes irregulares.

euronews:
Otro asunto que sobre todo Grecia e Italia han puesto sobre el tapete es el Tratado de Dublín. Alemania ha decidido suspender el tratado para los refugiados sirios por ahora ¿Cree que es el momento adecuado para discutir el tema en términos generales con los demás Estados miembros?

Dimitris Avramópulos:
¿Qué estipula el Tratado de Dublín? Pues bien, determina que los países de origen de los inmigrantes que entran en Europa están a cargo de la identificación, la toma de huellas dactilares y el registro y la evaluación de los individuos. Esto ya se está violando en la práctica. Actualmente, decenas de miles de refugiados políticos optan por ir a los países del norte de Europa. Lo cierto es que desde el mismo momento de su adopción, el Tratado de Dublín se vio superado por los acontecimientos. Y puesto que hay una nueva realidad, tenemos que revisar los aspectos del tratado que ya no funcionan. Es algo normal y es lo que hay que hacer.

euronews:
Antes de concluir y ya que estamos en Grecia y la realidad política aquí es tan intensa, el país celebrará de nuevo elecciones, me gustaría pedirle que nos diga no como comisario europeo, sino como político griego, ¿que espera que suceda esta vez, en estos momentos que siguen siendo cruciales para el país?

Dimitris Avramópulos:
No quiero comentar los acontecimientos políticos en Grecia ya que mi posición no me lo permite. Pero como ciudadano griego, ya que me lo pregunta, le diré que soy uno de los pocos, ahora hay muchos más, que dijeron públicamente hace cinco o seis años que había que poner nuestros colores políticos a un lado y formar un gobierno de cooperación nacional. Y eso sigue vigente actualmente. Es de hecho la única manera de que Grecia salga adelante.