Última hora

Última hora

Las bolsas mundiales terminan apaciguadas su peor semana desde 2002

Las bolsas mundiales cierran apaciguadas una semana que vivieron peligrosamente. Al lunes pasado ya se le califica de ‘negro’ entre los inversores

Leyendo ahora:

Las bolsas mundiales terminan apaciguadas su peor semana desde 2002

Tamaño de texto Aa Aa

Las bolsas mundiales cierran apaciguadas una semana que vivieron peligrosamente. Al lunes pasado ya se le califica de ‘negro’ entre los inversores, ya que fue el peor desde 2002. La bolsa china de Shanghái perdió nada menos que un ocho y medio por ciento y ello arrastró a los parqués europeos, que retrocedieron un cinco, y Wall Street que se dejó un tres y medio.

El Bank of America-Merril Lynch ha calculado que durante la semana se han esfumado más de 26.000 millones de euros en capitalización. Los sectores energético, sidurúrgico y del automóvil fueron los más afectados por las dudas chinas.

“En el parqué de Shanghái, las acciones vuelven a subir”, remarca el analista bursátil Mark Ingram, de BGC. “Pero allí se mantienen problemas fundamentales y me sorprendería que llegásemos a finales de año sin que resurgieran”.

Efectivamente, la bolsa de Shanghái se adjudicó casi un cinco por ciento en la última sesión de la semana. Pero, desde su pico en junio pasado, ha perdido más del cuarenta por ciento de su valor.

“Los inversores que esta vez perdieron mucho dinero, necesitan mucha ayuda psicológica”, admite este otro analista chino, Francis Lun, de Geo Securities. “Necesitan alguien que les calme, les reconforte por estas pérdidas. Se les tiene que dar un poco de esperanza. A pesar de estas horas negras, aun hay luz al final del túnel”.

De hecho, ha sido la intervención directa o indirecta de los bancos centrales lo que ha calmado a los inversores. En la eurozona y Estados Unidos, fueron las promesas de continuar con la política acomodaticia. En China, la bajada de los tipos de interés, un mayor margen a los bancos para otorgar créditos y seguramente compras masivas de títulos por parte del Estado.