Última hora

Última hora

Recuperación prudente e inquietudes tras el "lunes negro"

Bienvenidos a Business Middle East. En esta edición hablaremos de la recuperación tras el pasado “lunes negro”. Tras el desplome financiero mundial

Leyendo ahora:

Recuperación prudente e inquietudes tras el "lunes negro"

Tamaño de texto Aa Aa

Bienvenidos a Business Middle East. En esta edición hablaremos de la recuperación tras el pasado “lunes negro”.

Tras el desplome financiero mundial en el que se registraron fuertes pérdidas, los mercados se recuperan de forma cautelosa de una de sus más fuertes caídas desde la crisis financiera.

El alza repentina del oro negro a finales de la semana pasada desde mínimos históricos, alcanzó más del diez por ciento. Es una subida que constituye uno de los principales factores de recuperación.

El Banco Popular de China redujo los tipos de interés y los datos de crecimiento, revelados por Estados Unidos facilitaron la entrada de inversores que van en busca de oportunidades en un mercado que opera a bajos precios.

Sin embargo, los temores de un fantasma chino se ciernen sobre los mercados. La pregunta es ¿realmente se han recuperado o quedan aún temores e incertidumbres?

Antes de entrar en materia, echamos un vistazo a las tendencias de los mercados tras el “lunes negro”.

Recuperación e inquietudes tras el “lunes negro”

Los mercados parecen más tranquilos tras el lunes negro y sin embargo perduran las inquietudes debido a las fluctuaciones procedentes de China. De momento, predomina la precaución.

El índice compuesto de Shanghái abrió esta semana con una caída del 3,07%, tras compensar una parte significativa de sus pérdidas al cierre del viernes.

Las acciones estadounidenses cerraron el viernes pasado sin pérdidas, debido a la influencia positiva de los datos económicos de Wall Street.

Las acciones europeas pusieron fin a una semana turbulenta con ganancias moderadas el viernes. El índice alemán DAX 30 perdió -10.06% y cerró a continuación, remontando hasta el 5,03%.

También fue una semana difícil en Oriente Medio, aunque los mercados han comenzado esta semana con luz verde.

Arabia Saudí cerró la semana al alza con un 1,89%. Este es el primer cierre semanal positivo después de cinco semanas de descensos consecutivos.
Abu Dabi también cerró la semana a la baja con -1.14%. Y lo mismo para
Dubai y Egipto.

Y finalmente el precio del petróleo, que se recuperó en más de un 16% y produjo las mayores ganancias diarias desde marzo de 2009.

La semana pasada, las repentinas fluctuaciones en los mercados se conviertieron en el foco de debate de los mercados financieros.

El papel preponderante de China, considerado el motor de la economía mundial, plantea en adelante serias dudas y le restan fiabilidad a las diferentes estrategias económicas. Hay quienes prefieren conservar el optimismo, y sin embargo predomina la prudencia.

Entrevista con Nour Eldeen Al- Hammoury, estratega jefe de mercados en ADS securities, en Abu Dabi

Daleen Hassan, Euronews:

“Antes que nada, en el mercado de valores se observa una tímida recuperación. ¿Se puede decir que ha habido un pánico excesivo en los mercados, además de pérdidas brutales?”

Nour Eldeen Al-Hammoury:

“Podemos decir que el sentimiento de pánico se ha terminado. O al menos ya no está tan presente, pues la mayoría de los valores mundiales compensaron las pérdidas registradas tras el “lunes negro”. Sin embargo, se trata de una recuperación prudente. Hay que mantener los ojos puestos en los indicadores económicos. En particular, en los procedentes de Asia y de EE.UU., que serán determinantes en los próximos días y semanas.”

Daleen Hassan, Euronews:

“¿Y cuáles son los datos que hemos de observar en los mercados mundiales en las próximas semanas?”

Nour Eldeen Al-Hammoury:

“Respecto al índice compuesto de Shanghái, los inversores necesitan poner a prueba la resistencia del índice en un futuro cercano. Éste se sitúa en un nivel de 3.373 puntos y la semana pasada entró en números rojos. El índice trata de nuevo de poner a prueba esa zona.
Las previsiones siguen siendo negativas mientras esté por debajo de ese nivel de resistencia.

Igual que para el Dax en Alemania, se considera que entre 10.500 y 10.616 puntos. Es una zona de resistencia sólida, pero que hay que observar con mucha atención. Las previsiones no serán buenas mientras el índice siga siendo inferior a ese nivel.”

Daleen Hassan, euronews:

“¿Cómo podrían versen afectadas las economías de Oriente Medio por las grandes fluctuaciones procedentes de China? Y ¿cómo describiría los ánimos de los inversores y su nivel de confianza en los mercados?”

Nour Eldeen Al-Hammoury:

“Creo que el sentimiento de pánico que hemos observado en Asia podría resultar positivo en cierta medida. En la région de Oriente Medio, en particular tras la devaluación del yuan chino, porque tanto la divisa, como los bienes de consumo procedentes de China bajarán de precio.

Dicho esto, siempre que la demanda procedente de Oriente Medio siga constante, eso tendrá un impacto positivo para la región. Sobre todo si los precios siguen bajando.

La región del Consejo de Cooperación del Golfo sigue siendo una región segura, a pesar de las incertidumbres que perduran.

Además, la subida del precio del barril de petróleo bruto la semana pasada apaciguó los temores. Y hemos observado esa misma tendencia a principios de esta misma semana, cuando el Consejo de Cooperación del Golfo y los valores de Oriente Medio marcaron una ligera mejoría. Lo que demuestra que los mercados han absorvido el traumatismo ocurrido la semana anterior. Hemos visto que los valores de la región han compensado las pérdidas registradas el pasado lunes negro.”

Daleen Hassan euronews:

“Respecto al precio del petróleo, se ha observado un alza significativa ¿en qué medida eso podría continuar? ¿Y qué ocurre con la proporción petróleo / oro?”

Nour Eldeen Al-Hammoury:

“Sí, antes que nada hay que explicar que la proporción petróleo / oro mide la cantidad de barriles de petróleo que se pueden comprar con una onza de oro. La configuración que hemos podido observar la semana pasada se parece mucho a la que se presentó el pasado mes de enero.

La semana pasada, esa proporción alcanzó los mismos niveles que en el mes de enero, situándose en torno a 25,3, antes de volver a un nivel más bajo, lo que llevó a un alza significativa del precio del barril el jueves y viernes de la semana pasada.

Hoy en día, la mayoría de los indicadores se constituyen con esos precios, como ya hemos dicho en otras ediciones anteriores. Y por ello necesitamos observar nuevos factores económicos, que podrían tener un impacto en los precios, durante las próximas semanas. Pero, de momento, podemos decir que los signos de estabilización se confirman progresivamente.”