Última hora

Última hora

China lucha por sacar del olvido su papel en la II Guerra Mundial

La guerra chino-japonesa, que duró entre 1937 y 1945, es un capitulo de la Segunda Guerra Mundial poco reconocido por la historia. Los

Leyendo ahora:

China lucha por sacar del olvido su papel en la II Guerra Mundial

Tamaño de texto Aa Aa

La guerra chino-japonesa, que duró entre 1937 y 1945, es un capitulo de la Segunda Guerra Mundial poco reconocido por la historia.

Los enfrentamientos entre el Ejército imperial nipón y los nacionalistas y comunistas chinos, aliados circunstanciales frente al enemigo común, estalló en 1937, tras la invasión japonesa del noreste de China en 1931. Durante cuatro años, China luchó en solitario contra un ejército moderno que pensaba conquistar en tres meses al imperio rival, exhausto al cabo de un siglo de decadencia.

De los 60 millones de muertos en la contienda mundial, 20 millones fueron chinos, la mayoría civiles.
También ha caído en el olvido, fuera de China, el encarnizamiento japonés tras la conquista de Nakín. Entre diciembre de 1937 y enero de 1938, 300.000 personas fueron masacradas, 20.000 mujeres violadas y muchas de ellas, asesinadas posteriormente. Europeos que se quedaron en la ciudad fueron testigos de esos crímenes de guerra cometidos durante seis semanas.

El ataque sorpresa de Japón contra la flota estadounidense del Pacífico en Pearl Harbour vinculó la guerra chino-japonesa con la guerra en Europa entre los Aliados y el Eje Roma-Berlín.

China fue admitida entre los países aliados que intensificaron sus ayudas, la entrada de Estados Unidos en el frente del Pacífico desequilibró la balanza en detrimento de Japón hasta su derrota en agosto de 1945.

Seis días después de la capitulación del emperador Hiro Hito, el 21 de agosto las tropas japonesas en China hicieron lo propio en Zhijiang, en la provincia de Hunan.

Los soldados nipones dejaron tras de sí heridas muy profundas. Una de ellas es la de las “mujeres de confort”, esclavas sexuales chinas destinadas a subir la moral de los combatientes del ejército imperial.

Zhang Xiantu tenía 15 años cuando fue secuestrada por soldados japoneses. Durante veinte días, la encerraron en un barracón militar, donde fue violada. Su familia tuvo que pagar para rescatarla. Ahora tiene 89 años y por fin se ha atrevido a hablar de lo sucedido. Nunca ha recibido ayuda del Gobierno chino y ni siquiera las excusas del japonés.