Última hora

Última hora

El acuerdo nuclear iraní gana apoyo en E.E.U.U.

Hoy está con nosotros Sandy Berger, copresidente del Grupo de Albright Stonebridge en Washington, exasesor de Seguridad Nacional durante la

Leyendo ahora:

El acuerdo nuclear iraní gana apoyo en E.E.U.U.

Tamaño de texto Aa Aa

Hoy está con nosotros Sandy Berger, copresidente del Grupo de Albright Stonebridge en Washington, exasesor de Seguridad Nacional durante la presidencia de Bill Clinton y abogado, y, defensor del acuerdo nuclear acordado con Irán.
Muchas gracias por estar con nosotros días antes del primer voto en el Congreso.

Pregunta de Stefan Grobe, Euronews:
Ahora, en ningún otro país que conforma el grupo 5+1 existe un desacuerdo tan grande entre partidarios y opositores. ¿Por qué cree que pasa esto?, ¿Se debe a la influencia de Israel o es la reacción que por costumbre tiene el Congreso republicano anti-Obama?

Sandy Berger ha comentado al respecto:
Creo que no somos imparciales pero que sobre todo tenemos un relación con Irán muy diferente de la que tiene Europa.
En los años 50 y 60, en la época del Shah, los vínculos con el país eran muy fuertes.
Fue un trauma el secuestro de 440 estadounidenses en la embajada durante la Revolución, en 1979.
Después de eso el pueblo estadounidense dejó de fiarse del pueblo iraní.
Por otro lado creo que nos estamos sintiendo culpables de la inestabilidad que existe en la región, nos preocupa. Muchos ciudadanos también les preocupa la seguridad de Israel. Se ha cuestionado si este acuerdo afectará de forma particular a Israel.
Así que es una mezcla de todo esto.

Pregunta de Stefan Grobe, Euronews:
El principal argumento de los opositores al acuerdo es que Irán sólo quiere ganar tiempo, 15 años más o menos para beneficiarse del alivio de las sanciones y utilizar ese dinero para patrocinar el terrorismo internacional y seguir engañando. Por eso creen que el acuerdo tiene que ser renegociado. ¿Qué opina acerca?

Sandy Berger ha dicho:
Durante más de 15 años, se le ha impedido a Irán obtener un arma nuclear. Todo lo que se le exige lo tiene que cumplir antes de que lleguen a ser efectivas el fin de las sanciones.
Obviamente, la economía iraní se beneficiará si se acaban las sanciones, pero hay un agujero de un billón de dólares en la economía del país. La economía iraní está muy mal. ¿Seguirá desviando dinero hacia otras actividades en la región? Por eso creo que nos tenemos que preocupar tanto nosotros como nuestros aliados.

Pregunta de Stefan Grobe, Euronews:
El Congreso no tiene el poder para desbaratar el acuerdo pero si que puede presionar mucho, puede negarse a que el presidente lo acepte. ¿Cree usted que la administración puede tener el apoyo necesario para impedir que el Congreso adquiera el poder para intentar desmontar todo?

Sandy Berger ha recalcado:
“Es exactamente en donde estamos ahora.
Se necesitan 34 votos en el Senado para que el presidente esté en buena posición y 41 para que no tenga ni que intervenir.
Creo que el gobierno de Obama preferiría eso, pero esta hipótesis es poco probable.
Creo que hay un movimiento que está surgiendo en favor del acuerdo. Diría que la mayoría de senadores y miembros del Congreso lo han estudiado mucho durante el verano.
Creo que está surgiendo un movimiento en su favor.
Pero nadie en la Casa Blanca aún canta victoria”.

Pregunta de Stefan Grobe, Euronews:
Si el Congreso rechaza el acuerdo, ¿cuáles serían las consecuencias para la política exterior estadounidense?

Sandy Berger ha dicho:
Estados Unidos lideró este tema desde el principio. Nuestro país creó la coalición, la coalición económica, durante tres años se gestaron las sanciones junto con China, Rusia, India o Europa.
Hemos sido líderes en estas negociaciones junto con nuestros socios europeos.
Creo que no tiene ningún sentido renunciar ahora a ese liderazgo y no sólo por este tema sino también de cara al futuro.
Y me gustaría decir algo más: una vez que se apruebe tiene que ser llevado a cabo.
Y creo que queremos entrar en ese período de aplicación en una posición sólida.
Surgen preguntas durante todo el proceso. Así que queremos abordarlo en una posición más fuerte “.

Pregunta de Stefan Grobe, Euronews:
En Europa, el tema de Irán está básicamente resuelto y las sanciones se consideran una herramienta diplomática, un medio para un fin. A algunos europeos les molesta el debate que genera en Estados Unidos.
¿Cree que la unidad entre los socios con respecto a las sanciones se puede romper si el Congreso rechaza el acuerdo?

Sandy Berger ha comentado:
Claro que si. Creo que sería muy difícil de sostener las sanciones si el Congreso no acepta el trato. Los europeos y otros países apoyaron el fin de las mismas para negociar con Irán acerca de su programa nuclear. E irán respondió bien. Ahora creo que es muy difícil pedirle a estos mismos países que al final hay que mantener las sanciones durante otros seis meses o un año.
Me resulta complicado que los líderes europeos acaben diciendo a los empresarios que no se puede ir a Irán porque la política estadounidense no está de acuerdo.

Pregunta de Stefan Grobe, Euronews:
Usted acaba de mencionar las empresas europeas. Estamos viendo un gran afán de las compañías europeas en Irán, empresas de Italia, de Alemania. Pero no pasa lo mismo con compañías estadounidenses. ¿Por qué las empresas estadounidenses no consiguen apoyo, un apoyo más fuerte en favor de la operación?

Sandy Berger ha aclarado:
Creo que nuestras sanciones contra Irán van más allá de las sanciones nucleares. Hemos tenido, sobre todo, un embargo en el aspecto comercial desde 1979. Y nuestras preocupaciones sobre Irán no son sólo su programa nuclear. Nos preocupa el terrorismo, estamos preocupados con las actividades que llevaban a cabo en la región. Por eso nuestras sanciones son más difíciles de eliminar que las europeas.

Pregunta de Stefan Grobe, Euronews: :
Y, por último, si el acuerdo sigue adelante, y parece que va en esta dirección, que significaría para el legado de Obama?

Sandy Berger finaliza diciendo:
Bueno, creo que es un acuerdo histórico.
Creo que esto no va a cambiar de forma radical a Irán, no lo va a convertir en un vecino pacífico pero puede transformarlo de revolucionario a moderado. Ni siquiera hay que ver lo profundo que puede ser el cambio.
Lo que se pasará es que el arma nuclear quedará fuera de juego. Todo lo que nos preocupa con respecto a Irán puede ser peor si tienen armas nucleares que si no las tienen.