Última hora

Última hora

Los inmigrantes, figuras claves para la economía alemana

Pancartas de bienvenida y una población que recibe con los brazos abiertos a los miles de refugiados que llegan diariamente. Si hace unos meses la

Leyendo ahora:

Los inmigrantes, figuras claves para la economía alemana

Tamaño de texto Aa Aa

Pancartas de bienvenida y una población que recibe con los brazos abiertos a los miles de refugiados que llegan diariamente. Si hace unos meses la imagen de Alemania se vio empañada por la crisis griega, hoy, se cita al país como ejemplo de solidaridad y de acogida.

Pero detrás de esta ola de solidaridad hay también buenas dosis de pragmatismo económico. Dado el problema del envejecimiento de la población, la primera economía europea que tiene además un índice de desempleo muy bajo necesitará a corto y medio plazo a estos inmigrantes.
En medios económicos se aboga por facilitarles un acceso rápido y simplificado al mercado laboral.

Con un promedio de 670.000 nacimientos anuales y 870.000 muertes, la población alemana no se renueva con la suficiente rapidez. Su tasa de natalidad es una de las más bajas de Europa, con 1,36 hijos por mujer.
Además, los menores de 15 años sólo representan el 13% de la población, frente al 20% que constituyen los mayores de 65, que además según los cálculos llegarán a ser la tercera parte de la población de aquí a 2060.

En estas condiciones, Alemania necesita a la inmigración para colmar su falta de mano de obra. El país ya solicitó trabajadores cualificados y muchos profesionales de los países del sur de Europa, en plena crisis, respondieron a la llamada.
Pero aún faltan 140.000 ingenieros, programadores y técnicos.
Si las cosas no cambian, la penuria de trabajadores en el conjunto de esos sectores se elevará a 1,8 millones en 2020 y 3,9 en 2040.
Pero también falta mano de obra en los sectores de la hostelería y la sanidad, entre otros. Este año se podrían quedar 40 mil plazas vacantes de aprendiz. De ahí que se multipliquen las iniciativas locales para contratar extranjeros.

Por ahora, la ley alemana exige que antes de ello, las empresas demuestren que no pueden cubrir sus vacantes con nacionales. Ese es precisamente uno de los requisitos que algunos en el mercado laboral piden cambiar.