Última hora

Última hora

¿Qué está haciendo exactamente Rusia en Siria?

Finalmente, Moscú ha admitido hoy, jueves, que los aviones rusos con destino a Siria no sólo transportan ayuda humanitaria, sino también

Leyendo ahora:

¿Qué está haciendo exactamente Rusia en Siria?

Tamaño de texto Aa Aa

Finalmente, Moscú ha admitido hoy, jueves, que los aviones rusos con destino a Siria no sólo transportan ayuda humanitaria, sino también equipamientos militares.

Lo ha dicho el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, asegurando que el envío de armas obedece a los acuerdos bilaterales existentes con el régimen de Damasco y que no es ninguna novedad.

Bulgaria cerró esta semana su espacio aéreo a los aviones rusos con rumbo a Siria, ante el temor de que transporten armamento y tropas para ayudar al régimen de Bachar al Asad. Este miércoles anunció que reabrirá su espacio aéreo a los aviones rusos si se someten a registros en el aeropuerto de Sofía u otros aeródromos búlgaros para verificar su carga.

Lavrov ha explicado que expertos militares rusos trabajan en Siria, ayudando al Ejército a aprender a usar sus armas. “Nuestra presencia nunca ha sido un secreto”, ha dicho, pero ha desmentido que Rusia haya reforzado su presencia militar en dicho país o esté dando pasos adicionales. Desde hace días, varios portavoces rusos desmienten el aumento de tropas o el uso de la aviación para bombardear las posiciones del grupo Estado Islámico.

Por su parte, el viceministro ruso de Exteriores, Mijaíl Bogdánov, ha negado que se hayan producido cambios en la cooperación militar con el país árabe, ni en cuando al suministro de armamento ni en el estatus de la base naval de Tartus. Bogdánov ha calificado esta cooperación técnico-militar rusa de “modesta” si se compara con otros años.

Los rumores de un aumento de la presencia militar rusa en Siria comenzaron hace meses y se han ido intensificando desde el pasado sabado, cuando Washington expresó su preocupación a Moscú sobre una posible intervención militar rusa en territorio sirio. Preocupación a la que se ha sumado hoy la OTAN, que aboga por una solución política al conflicto sirio.

La versión estadounidense, según varios informes de sus servicios de inteligencia, es que Rusia no sólo ha enviado tropas suplementarias y armamento pesado a Siria, también viviendas prefabricadas y un sistema de control del tráfico aéreo.

Tres fuentes libanesas corroboraban la versión de Washington a la agencia de noticias Reuters.

El periodista de investigación ruso Ruslan Leviev, apunta en la misma dirección y asegura que un número creciente de tropas rusas han sido enviadas en los últimos dos meses a la base naval rusa en Tartus, en el oeste de Siria.

La investigación de Leviev se basa en los mensajes de soldados rusos en las redes sociales más importantes de Rusia. Muchos de los mensajes han sido borrados, pero Leviev ha logrado localizar a varios soldados de la brigada 810 de la marina de Rusia y controlar sus movimientos en Siria a través de las fotos y actualizaciones que se publican en línea.

Para el Kremlin, la lucha contra los yihadistas del Estado Islámico no puede hacerse sin Damasco, por lo que hay que ayudar a las autoridades sirias “en su lucha contra ese peligroso fenómeno”.

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha planteado recientemente a Occidente la creación de una coalición internacional contra los yihadistas, que incluya a Siria y también a Irán, pero nunca ha hablado del despliegue de soldados o el envío de aviones militares.