Última hora

La gigantesca cabeza de una estatua del padre de la revolución rusa ha sido desenterrada en un bosque de Berlín para ser presentada en una exposición de monumentos históricos.

El polémico busto de granito mide 1,70 metros y pesa 3.900 kilos.