Última hora

Última hora

Una reflexión sobre el arte y la vida moderna en la 13 Bienal de Lyon

Leyendo ahora:

Una reflexión sobre el arte y la vida moderna en la 13 Bienal de Lyon

Tamaño de texto Aa Aa

Bajo el título “La vida moderna”, la decimotercera edición de la Bienal de Arte de la ciudad francesa de Lyon ha abierto sus puertas esta semana. El

Bajo el título “La vida moderna”, la decimotercera edición de la Bienal de Arte de la ciudad francesa de Lyon ha abierto sus puertas esta semana.

El estadounidense Ralph Rugoff es el comisario invitado en esta ocasión. Para Rugoff, existe una gran diferencia entre las maneras periodística y artística de retratar el mundo en el que vivimos hoy.

“Obviamente existe una gran diferencia entre la información con la que se nos bombardea todos los días y el significado, explica Rugoff. Hay mucha información que no quiere decir nada. El arte, sin embargo, tiene como objetivo crear nuevas posibilidades de significado. El arte es como una conversación, como una danza. También creo que el arte, en nuestra cultura, es el espacio en el que se pueden crear nuevos significados”.

El fundador y director artístico de la Bienal, Thierry Raspail, asegura que, cada vez más, los artistas evitan sobrecargar sus obras con referencias conceptuales e intelectuales.

“Hace 30 o 40 años el principal enemigo de un artista era otro artista. Hoy son las redes sociales. Es decir, todo lo que se publica en Instagram o en Facebook es muy eficaz. Y esto ha obligado al artista a cambiar, a trabajar más la inmediatez, a proponer imágenes más comprensibles”, asegura Raspail.

Al artista francés Michel Blazy le gusta trabajar con materiales vivos para mostrar la evolución y la libertad de aquellos proyectos cuyo objetivo es subrayar el paso del tiempo.

“El gesto de la jardinería es muy interesante. También lo es transferir ese gesto al arte porque no podemos controlar la materia al 100%. Hay algo que me encanta en este tipo de proyectos: estoy aquí pero al margen”, explica Blazy.

El artista griego Andreas Lolis expone en la bienal una instalación con la que quiere confrontar al público con la vanidad de la belleza y la peculiar falsedad de los conceptos morales.

Klaus Weber es otro de los artistas que participan en la bienal.

“Mi trabajo habla de la psique, de los límites de la resistencia, la energía y los recursos”, explica.

El artista turco Ahmet Öğüt aborda en sus obras problemas sociales complejos: la inmigración, la demografía, el impacto de la economía en la vida de cada día… En la instalación que expone en Lyon, Ögüt ha querido destacar dos epidosios importantes de la historia de la ciudad francesa: el cine y la industria textil.

“Quería combinar esos dos elementos importantes: el cine y su papel social y el papel del trabajo hecho a mano. En la evolución de la industria siempre dejamos cosas atrás porque ya están pasadas de moda y porque ya existe algo nuevo. Pero cuando creamos algo nuevo es importante reconsiderar las viejas y las nuevas tradiciones a través del arte y del cine”, asegura el artista turco.

Hasta el mes de enero, 60 artistas de 28 países exponen sus trabajos dedicados a “La vida moderna” en la Bienal de Arte de Lyon.

“Estas obras nos invitan a ver el mundo en el que vivimos desde un ángulo diferente. Esta bienal es una excelente alternativa a los medios de comunicación y a las redes sociales para reflexionar sobre la vida y el mundo en el que vivimos con todas sus contradicciones”, explica Wolfgang Spindler, de euronews.