Última hora

Última hora

Joseph Blatter es acusado de vender derechos de televisión a Jack Warner un precio muy bajo

“No puedo controlar a todo el mundo todo el tiempo. Si la gente hace algo que sabe que no está bien, también tratarán de esconderlo”. Estas palabras

Leyendo ahora:

Joseph Blatter es acusado de vender derechos de televisión a Jack Warner un precio muy bajo

Tamaño de texto Aa Aa

“No puedo controlar a todo el mundo todo el tiempo. Si la gente hace algo que sabe que no está bien, también tratarán de esconderlo”.

Estas palabras de Joseph Blatter puede que ahora se le giren en su contra. Otro escándalo salpica a la FIFA y esta vez señala de pleno a su presidente.

Según la cadena suiza SFR, que ha mostrado pruebas documentadas, Blatter vendió hace 10 años los derechos de televisión de los dos últimos mundiales de fútbol muy por debajo de su precio de mercado.

En el caso del Mundial de Sudáfrica 2010, el suizo de 79 años lo habría vendido por 250.000 dólares y el de Brasil por 350.000.

Jaime Fuller, fundador del grupo “New FIFA now”, movimiento que lucha por una renovación completa de la organización, afirma que la cantidad total de la operación es sospechosamente irrisoria.

“Tratándose de dos megacompeticiones a nivel internacional, 600.000 dólares es una cantidad que ronda aproximadamente el 5% de su valor real”

La venta se habría realizado a Jack Warner, el entonces jefe de la Unión de Fútbol Caribeño. Según la televisión suiza, Warner habría revendido estos paquetes a un precio de entre 15 y 20 millones de dólares.

Se da el caso que Warner es uno de los altos cargos de la FIFA arrestados el mes de junio pasado en Zúrich acusados de corrupción.

“Esto es claramente una transferencia corrupta que Blatter ha recibido de 600.000 dólares. Hasta ahora, esta es la primera vez que el nombre de Blatter aparece en unos documentos que prueban que estuvo involucrado en una transacción irregular. Anteriormente se había limitado a observar como a su alrededor la corrupción campaba a sus anchas”

Hasta el momento, la justicia suiza no se ha pronunciado sobre el caso, así como tampoco lo ha hecho la FIFA.