Última hora

Última hora

Tsipras: "Tomé decisiones difíciles, pero siempre con la conciencia tranquila"

Ganó hace ocho meses las elecciones legislativas de Grecia, haciendo temblar a Europa. Quería cambiar los esquemas del Viejo Continente, pero terminó

Leyendo ahora:

Tsipras: "Tomé decisiones difíciles, pero siempre con la conciencia tranquila"

Tamaño de texto Aa Aa

Ganó hace ocho meses las elecciones legislativas de Grecia, haciendo temblar a Europa. Quería cambiar los esquemas del Viejo Continente, pero terminó firmando un tercer rescate. Ahora, vuelve a llevar a los griegos a las urnas. Un dogmático de izquierdas o un pragmático europeo? Nuestro invitado de hoy en The Global Conversation es el ex primer ministro griego y líder de Syriza, Alexis Tsipras.

Efi Koutsokosta, euronews:
Hace algunos meses los griegos le votaron porque les dijo que pondría fin a la austeridad, que pondría fin a los programas de rescate y, al final, no logró cumplir sus promesas. ¿Por qué tendrían que confiar de nuevo en usted?

Alexis Tsipras:
“Hace siete meses prometimos a los griegos que libraríamos una gran batalla, que sufriríamos, que sangraríamos para que ellos dejaran de sangrar. Que lucharíamos por sus reivindicaciones y por un cambio en Europa. Porque sabemos que pertenecemos a la familia europea y que nada puede cambiar en un solo país. Europa tiene que cambiar de rumbo. Mantuvimos esa promesa y los griegos lo saben”.

euronews:
¿Y ahora?

Alexis Tsipras:
“Ahora tenemos un acuerdo por delante que se ha descrito como un duro rescate, pero supimos desde el principio que cada compromiso llevaría a un acuerdo. Nuestro objetivo era el acuerdo, no la salida de Europa o el desmantelamiento de la eurozona. Ahora, por primera vez, la reestructuración de la deuda es posible para Grecia. Ahora no se discute si hay que aliviar la deuda, eso se hará tras la primera revisión, se discute en qué medida y dimensión se hará. Grecia no puede ir a los mercados y resultar atractiva a los inversores con una deuda que aumentó del 120 al 180% en cuatro años desde la implementación de una política de austeridad sin salida”.

euronews:
¿No fue discutido en 2012? ¿No dijo el Eurogrupo que la deuda sería debatida?

Alexis Tsipras:
“Ese es exactamente el caso. Se ha mencionado, pero sin ningún tipo de compromiso práctico. Se decía que cuando Grecia alcanzara un superávit primario habría decisiones, y no las hubo”.

“Y no fue solo porque el anterior gobierno de Samarás no pusiera la cuestión sobre la mesa, sino porque iba diciendo por todos lados que la deuda era sostenible. Ahora tenemos aliados muy poderosos. Incluso el Fondo Monetario Internacional habla claramente de la deuda”.

euronews:
¿Qué vería como éxito en relación a la deuda si finalmente forma Gobierno? ¿La reestructuración de la deuda continúa en su agenda?

Alexis Tsipras:
“De entrada creo que la parte financiera del acuerdo ha sido un gran éxito de nuestro Gobierno. Me acuerdo de que usted y su cadena cubrieron todas las fases de la negociación, que los países del norte, incluyendo Alemania, no querían ni siquiera discutir sobre más dinero a Grecia. Ahora no es solo sobre dinero, porque todas las necesidades del país están completamente cubiertas hasta 2019, y esto es una mini reestructuración en sí misma porque los bonos del Banco Central Europeo y del Fondo Monetario Internacional que tuvimos que devolver con un interés del 4,5% y del 3,8%, ahora, bajo el Mecanismo Europeo de Estabilidad, son del 1,5%. Por lo tanto es una mini reestructuración por medio de la reducción del coste del préstamo. Tenemos también nuestros bancos asegurados gracias al proceso de recapitalización hasta el fin de 2015. Esto ocurrirá antes de que el programa de rescate comience en 2016, lo que significa que los todos depósitos de los griegos están asegurados”.

euronews:
Ahora tiene en sus manos un programa que incluye reformas. Grecia y sus anteriores gobernantes están siendo criticados porque no las implementaron. ¿Qué son reformas para usted? ¿Habla el mismo idioma que sus colegas europeos? Las privatizaciones o la liberalización de profesiones “cerradas”, por ejemplo, ¿las considera reformas? Son cuestiones que los acreedores piden al Gobierno griego.

Alexis Tsipras:
“Mire, creo que el problema de fondo del liderazgo europeo hoy en día es que está dominado por una política neoliberal rígida y dogmática. Es verdad, Grecia necesita reformas. Pero si hablamos de la apertura de profesiones cerradas no empezaría por los peluqueros si no por los propietarios de medios de comunicación. Si hablamos de la necesidad de reformas no quiero decir vender la propiedad estatal, sino de reformar el Estado para que sea eficaz y sirva a sus ciudadanos. Por ejemplo, si tuviéramos tiempo y no hubiéramos heredado el Fondo de Activos de la República Helénica, que es un fondo malo, podríamos haber salvado los activos públicos, por ejemplo, los 14 aeropuertos regionales que proporcionan beneficios de 350 millones de euros por año. En 30 años podríamos tener beneficios incluso mayores. Me pregunta por las privatizaciones”.

euronews:
Especialmente por los aeropuertos.

Alexis Tsipras:
“No quiero evitar ninguna de sus preguntas. Sabe que la condición de los aeropuertos era una demanda, no quiero comentar por qué. Todos lo pueden entender, creo. Porque había intereses especiales. Sin embargo, somos gente honesta y honramos nuestros compromisos. Si nos comprometemos con un acuerdo, lo cumplimos. Esperamos lo mismo de la otra parte. Porque el acuerdo puede tener puntos negativos, como el que he mencionado antes, pero también incluye que vuelve a haber una negociación colectiva y nuestros colegas tienen que cumplirlo. Acabarán los despidos colectivos y nuestros colegas deberán asumirlo, el sector energético permanecerá bajo control público y nuestros colegas deberán asumirlo. Tenemos que evitar los desahucios de las residencias principales de las personas que no pueden pagar sus hipotecas y nuestros colegas tendrán que asumirlo. Exigiremos a nuestros socios que honren lo que acordamos y, por otro lado, nosotros estaremos obligados a hacer lo mismo en cuestiones en las que no estamos de acuerdo, porque esto es lo que significa un acuerdo justo”.

euronews:
Hace poco, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, le mencionó personalmente en su discurso ante el Parlamento Europeo y describió algo específico que ocurrió durante el periodo de negociaciones. Dijo que le propuso aplicar impuestos a los propietarios de buques griegos y que usted discutió esa medida.

Alexis Tsipras:
(Se ríe) “Me río porque mi amigo Jean-Claude ha estado en una situación muy difícil. Cuando el FMI, y también él, rechazaron nuestra propuesta de aumentar los impuestos sobre los beneficios de las grandes empresas. En realidad, cuando presentamos esta propuesta, yo conozco los entresijos, algunos empresarios griegos llamaron a la Comisión y al FMI para presionar, porque no querían pagar más impuestos. De hecho entonces, el FMI, la señora Lagarde, me acuerdo, nos dijo que esta medida era hacer política contra el crecimiento y que no ayudaba, mientras que todos sabemos (irónicamente hablando) que recortar los salarios y las pensiones favorece el crecimiento. Aplicar impuestos sobre el beneficio de las grandes empresas es una medida anticrecimiento”.

“Creo que Jean-Claude quería evitar las críticas por ello, así que como político experimentado que es, puso sobre la mesa una cuestión que sabía de antemano que era muy difícil de resolver. Nosotros no negamos los impuestos sobre los propietarios de buques, no lo negamos para nada, al contrario. Pero le explicamos que según el contexto constitucional, y no puedes cambiar la Constitución de un día para otro, es extremadamente complicado aplicar impuestos a los propietarios de buques porque no están establecidos en Grecia. Tienen compañías off shore y no se les puede localizar. Así que, si queremos ser eficaces en imponer impuestos a la riqueza que se escapa del país, tenemos que cambiar todo el contexto institucional europeo en relación a las compañías off shore. Y si queremos eso, no hay que hablar de Grecia, sino del país del señor Juncker, Luxemburgo”.

euronews:
Hablando de Juncker, ha dicho que es amigo suyo.

Alexis Tsipras:
“Sí, porque creo que tiene sentimientos sinceros y cálidos por el pueblo griego”.

euronews:
¿En concreto por usted? Lo digo porque usó palabras duras con usted, especialmente durante los últimos días de las negociaciones.

Alexis Tsipras:
“No, creo que tenemos una relación sincera. Yo también le he criticado. Tenemos diferentes formas de pensar. El es un político de derechas y yo de izquierdas. Sin embargo, nuestra relación es sincera”.

euronews:
Volviendo al periodo de las duras negociaciones, la cara de ellas durante mucho tiempo y hasta el referéndum fue la de Yanis Varufakis como ministro de Finanzas. Él no votó a favor del acuerdo que usted trajo a casa después. ¿Fue Varufakis una mala apuesta por su parte?

Alexis Tsipras:
“Cualquier primer ministro puede elegir al ministro que consiga los mejores resultados. Y, como entrenador, si uno ve que un futbolista, si hablamos de fútbol, ha dado ya el máximo de sus capacidades le saca del campo, como hice yo. Varufakis, al principio de las negociaciones, les imprimió una gran dinámica. Pero después se convirtió en el objetivo de la mayoría de los colegas europeos, dejaron de hablar con él, él no se comunicaba con ellos. Así que tuvimos que reemplazarle”.

euronews:
¿Así que le sacrificó por eso?

Alexis Tsipras:
“No fue un sacrificio, solo un ofrecimiento, fue lo que acordamos. No hay permanencia. Cuando vi que Varufakis no iba a conseguir un acuerdo, que no podía comunicarse con las personas que iban a estar en la mesa de negociaciones le dije: ‘Yanis, no vas a poder lograr un acuerdo’. Él me contestó: ‘Tienes razón. No soy yo el que lo puede conseguir’. Creo que nos separamos como amigos”.

euronews:
Volvamos a la dramática noche, las 17 horas que estuvo en esa sala con los otros líderes europeos para conseguir el tan esperado acuerdo. La prensa internacional escribió que sus colegas le torturaron y otros que le crucificaron. ¿Está de acuerdo? ¿Se sintió así en algún momento a lo largo de la noche?

Alexis Tsipras:
“Si hay crucifixión es bueno, porque después viene la resurrección. Ahora es el momento de hablar de la necesidad de los griegos de resucitar, lo mismo que el país, que ha sufrido durante cinco años. Mire, fue un encuentro muy duro. Les dejé claro que no iba a resultar si ellos no retiraban una propuesta horrible que incluía un fondo fuera del país, en Luxemburgo, con el objetivo de vender la propiedad pública por 50.000 millones de euros, que es el 25% de nuestro PIB, un precio muy bajo, porque durante la crisis los precios son extremadamente bajos. Les expliqué que si querían que pusiera en venta la Acrópolis me lo dijeran. No dejaría la mesa, pero no firmaría. Me presionaron más y más, pero a la mañana siguiente se dieron cuenta de que debían ceder y lo hicieron. Algunos de ellos estaban enfadados conmigo porque el referéndum había destacado el déficit democrático de Europa y me decían: ‘¿Qué les voy a decir ahora a mis votantes cuando yo no he convocado un referéndum?’. Y yo les decía que ese era su problema. Porque la democracia es el valor supremo en Europa”.

euronews:
Y si durante el periodo en que convocó el referéndum en Grecia los otros países hubieran hecho otro preguntando si había que prestar más dinero a Grecia o no, ¿cuál piensa que hubiera sido el resultado? ¿Qué le diría a los europeos sobre el dinero que han dado a Grecia? ¿Por qué dárselo?

Alexis Tsipras:
“Si creemos que la democracia es el contexto en el que debe construirse Europa diría: ‘¿Por qué no?’. Que haya referéndum en todas partes y no solo cuando hay un país en riesgo, por el devenir de Europa. El referéndum debería preguntar a la gente si piensa que la austeridad es el único camino o son necesarias políticas alternativas. Grecia estuvo en el ojo del huracán y no hay que culpar a los griegos por eso. La gran victoria de estos siete meses de negociaciones es que cambiamos la opinión pública europea sobre los griegos. Lo que predominaba antes era que los griegos eran vagos y querían vivir por encima de sus posibilidades. Esto ha cambiado y lo que se piensa ahora es que los griegos fueron torturados injustamente y pagaron el precio de malas elecciones políticas y los errores de los gobiernos griegos previos. Ahora tenemos que seguir adelante rompiendo las cadenas del pasado”.

euronews:
¿Alguna vez se arrepintió de haber convocado el referéndum en ese momento?

Alexis Tsipras:
“No, para nada. Si la gente no hubiera participado en esa mesa de negociación habríamos tenido que aceptar medidas mucho más duras sin ninguna financiación que nos habrían llevado a un nuevo callejón sin salida en 3 o 5 meses. Por lo tanto, el referéndum fue clave para nuestra supervivencia hoy en día y permanecemos firmes y preparados para pelear. Somos la llama para otra gente de Europa. Si Syriza gana, y va a ganar seguro, con una amplia mayoría el mensaje a Europa no será que el gobierno de Syriza fracasó, sino que permanece firme y quiere un camino diferente para Europa. Y este mensaje será rotundo”.

euronews:
La crisis de refugiados es otra que incluye a Grecia. Atañe a toda Europa y Angela Merkel dijo que es incluso peor que la crisis griega. Señor Tsipras, su Gobierno fue criticado por no saber qué hacer. Pidió a la UE activar su mecanismo. ¿Acepta estas críticas?

Alexis Tsipras:
“Creo que es un argumento que ha utilizado la oposición griega, cuya postura sobre la crisis griega es inaceptable. No mencionaré lo que hicimos como gobierno porque no recibimos absolutamente nada del gobierno anterior. Nos acusan de abrir las fronteras e invitar a los refugiados a Grecia, como si vivieran en una burbuja, como si no supieran que hasta el momento han entrado en Europa 800.000 refugiados, como si no entendieran que se debe a una crisis global que ha coincidido con el cambio político en Grecia. Nosotros no somos los que hemos invitado a los refugiados a Grecia, como tampoco lo ha hecho Angela Merkel a Alemania, que por cierto acogerá cerca de 800.000 refugiados este año. Aquí vemos una gran hipocresía de la parte conservadora y populista de la vida política del país, entre la que incluyo a Nueva Democracia. Y, desgraciadamente, incluye a partidos que pertenecen al grupo socialista del Parlamento Europeo. Digo desgraciadamente porque no es lo que piensan los socialdemócratas en Europa. Especialmente To Potami tiene la posición más populista, por razones de caza de votos, que es la misma que Amanecer Dorado en esta cuestión”.

euronews:
En relación a las elecciones. Hasta el momento, según los sondeos, Syriza sería el primer partido pero sin mayoría absoluta. ¿Con quién uniría sus fuerzas, especialmente si los Griegos Independientes no están en el próximo Parlamento?

Alexis Tsipras:
“En enero de 2015 muchos griegos querían votar por nosotros, pero no se atrevieron porque temían los argumentos de nuestros oponentes, que teníamos una agenda secreta y que queríamos sacar al país de la Eurozona. Nos faltaron dos diputados para la mayoría absoluta. Hoy nadie en el país puede acusarnos de tener una agenda secreta, porque hemos demostrado que en situaciones críticas hemos sabido gestionar el coste y la responsabilidad de mantener el país en Europa y evitar una catástrofe económica mucho mayor. Hoy esto ya no se cuestiona. Los dos diputados que necesitábamos en ese momento son un objetivo que podemos conseguir. Syriza va a ser la primera fuerza política y creo que la mayoría política es algo que está al alcance de nuestra mano. Incluso si lo conseguimos buscaremos colaboradores. Si no, tenemos nuestro programa, tenemos nuestro plan, hay poderes políticos o personas en el Parlamento que no se arriesgarán a convocar otros comicios. Por lo tanto, estoy seguro de que después del 20 de septiembre, en los días siguientes, habrá un Gobierno que seguirá adelante con el gran esfuerzo que lanzamos el 25 de enero”.

euronews:
¿Cuál es su objetivo para los próximos cuatro años si llegara a formar gobierno? ¿Qué hará? ¿A dónde le gustaría llevar al país y cuál es su visión para los próximos diez años? ¿Cómo ve a Grecia entonces?

Alexis Tsipras:
“En cuatro años el país será diferente. Creo que esta recesión transitoria se habrá acabado en el primer semestre de 2016. Habremos pasado las consecuencias de los controles de calidad, volveremos al crecimiento con la condición de que logremos buenos resultados en la negociación de la deuda. Creo que es un objetivo a nuestro alcance, si no para finales de 2016 para inicios de 2017, para que el país esté de vuelta en los mercados y, por lo tanto, no haya necesidad de préstamos, de supervisión, de toda esta difícil situación de estos últimos tiempos. Y, por supuesto, está en nuestras manos de romper con el pasado, retroceder y destruir la corrupción que no lastra”.

euronews:
¿Qué piensa por la noche, cuando vuelve a casa y está solo con sus pensamientos? ¿Qué es lo que más le preocupa?

Alexis Tsipras:
“¿Ahora quiere que me sincere? Porque pasamos momentos de gran angustia. Hubo momentos en los que me preocupaba hasta el punto de si a la mañana siguiente el país aguantaría, si los bancos y la economía podrían aguantar. Tomé decisiones difíciles, de gran coste, pero siempre con la conciencia tranquila. En ese sentido estoy contento, porque el problema que tenía al dormir por las noches no tenía nada que ver con mi conciencia, sino con la dificultad objetiva de pagar salarios, estabilizar los bancos, reinstaurar la estabilidad económica y social. Y creo que los griegos lo han visto. Los griegos, con gran calma y dignidad, han logrado superar las dificultades y pueden mirar a los ojos de los políticos y decir quiénes están mintiendo y quiénes dicen la verdad”.