Última hora

Última hora

Hambrientos y exhaustos, los refugiados atrapados en Serbia piden a Hungría que abra la frontera

Tensión en la frontera entre Serbia y Hungría, donde siguen bloqueados centenares de refugiados. Hay cientos de refugiados bloqueados por la valla en

Leyendo ahora:

Hambrientos y exhaustos, los refugiados atrapados en Serbia piden a Hungría que abra la frontera

Tamaño de texto Aa Aa

Tensión en la frontera entre Serbia y Hungría, donde siguen bloqueados centenares de refugiados.

En el paso fronterizo de Horgos, esta mañana 1.500 refugiados pedían la apertura de la frontera, quejándose de que carecen de comida y agua.

Ayer, al día siguiente del cierre de la frontera, las autoridades húngaras detuvieron a 366 personas por intentar entrar en el país de forma ilegal, un delito penado ahora con entre uno y tres años de cárcel.

“Estamos hambrientos, sentimos mucha ira, mi gente está sufriendo aquí. Nos quedaremos en esta carretera hasta que abran la frontera”, explicaba Ahmed Rashid Yousef, un refugiado sirio.

Budapest no descarta ampliar su valla fronteriza, actualmente de 175 kilómetros, hacia Rumanía, si los migrantes empiezan a utilizar rutas alternativas para viajar hacia Europa occidental.

El ministro serbio del Interior, Nebojsa Stefanovic, visitaba anoche a los refugiados bloqueados en la zona fronteriza.

“Nuestra tarea consiste en mantener la seguridad en Serbia, pero también en ocuparnos de estas personas y tratarlas con humanidad. Este es un problema europeo, que no tiene una solución fácil. Menos aún para un solo país, especialmente Serbia, que es uno de los países más pequeños de Europa”, decía Stefanovic.

Desde principios de año, más de 200.000 emigrantes y refugiados han pasado por Hungría en su periplo europeo.

Budapest ha declarado el estado de crisis en dos provincias limítrofes con Serbia.

Al considerar a Serbia “un país seguro”, las autoridades húngares rechazan las peticiones de asilo.