Última hora

Última hora

Obama y Putin se reúnen hoy en Nueva York para debatir una posible estrategia en Siria

Obama y Putin no se entrevistaban en persona desde hace dos años, pero ahora puede haber un acercamiento a través de la lucha contra el llamado Estado Islámico

Leyendo ahora:

Obama y Putin se reúnen hoy en Nueva York para debatir una posible estrategia en Siria

Tamaño de texto Aa Aa

Estados Unidos y Rusia, más cerca en la ONU. Al margen de los tradicionales discursos de los líderes mundiales, en esta Asamblea General que comienza hoy todas las miradas están puestas en el encuentro privado previsto en Nueva York entre Barack Obama y Vladimir Putin.

Punto de vista

Solo hay un Ejército legítimo y es el del Presidente sirio, Bachar al Asad. Dar ayuda militar a estructuras ilegítimas es incompatible con el respeto a las leyes internacionales modernas o a la Carta de de las Naciones Unidas. Rusia solo apoya a estructuras gubernamentales legales

En un acto previo a la asamblea el domingo, Obama ya mencionó la crisis migratoria.

Barack Obama, Presidente de EEUU:

“ En la actualidad, 60 millones de hombres, mujeres y niños se ha visto obligados a huír, muchos de ellos por conflictos en Oriente Medio y África. Aquellos países que puedan deben hacer más para acoger a refugiados. Nuestros esfuerzos deben ir acompañados del vigor de la diplomacia y la reconciliación para poner fin a conflictos que, tan a menudo, destruyen a sociedades enteras”

Obama y Putin no se entrevistaban en persona desde hace dos años, pero ahora puede haber un acercamiento a través de la lucha contra el llamado Estado Islámico. Putin resumía así ayer su posición sobre Siria.

Vladimir Putin, Presidente de Rusia:

“ Solo hay un Ejército legítimo y es el del Presidente sirio, Bachar al Asad. Dar ayuda militar a estructuras ilegítimas es incompatible con el respeto a las leyes internacionales modernas o a la Carta de de las Naciones Unidas. Rusia solo apoya a estructuras gubernamentales legales”

Hay un enemigo común, pero intereses y concepciones muy diferentes. Para Rusia, Asad es parte de la solución en Siria. Para Estados Unidos y sus aliados, es parte del problema.