Última hora

Última hora

Windtrust, reduciendo las emisiones de ruido de las turbinas eólicas

Leyendo ahora:

Windtrust, reduciendo las emisiones de ruido de las turbinas eólicas

Tamaño de texto Aa Aa

En un parque eólico situado cerca de la ciudad española de Burgos, un grupo de técnicos instala un nuevo aparato con el que se espera reducir el

En un parque eólico situado cerca de la ciudad española de Burgos, un grupo de técnicos instala un nuevo aparato con el que se espera reducir el ruido de las turbinas.

La contaminación acústica es hoy, de hecho, uno de los mayores problemas de las turbinas eólicas.

El diseño de nuevos aparatos de control de flujo para reducir las emisiones de ruido tendrá en el futuro un gran impacto en el mercado de la energía eólica ya que muchos parques serán construidos cerca de áreas urbanas y, en esas zonas, las leyes con cada vez más restrictivas.

“El diseño de este dispositivo está formado por una serie de dientes serrados que lo que consiguen es que el viento que impacta en el borde de salida de la pala se rompa gracias a este diseño específico y, con ello, conseguimos reducir el ruido global del aerogenerador. Las pruebas que estamos haciendo en estos instantes son sobre un aerogenerador de 78 metros de altura con un diámetro de rotor de 90 metros”, explica Fernando García Ayerra, coordinador técnico de Windtrust.

Estos técnicos trabajan para el proyecto europeo Windtrust cuyo objetivo es aumentar la eficiencia de la energía eólica al mismo tiempo que se reducen sus costes gracias al desarrollo de una nueva generación de turbinas.

El proyecto Windtrust también mejorará el uso de la fibra de carbón en la fabricación de las palas para aumentar su durabilidad y aligerar su peso. De esta manera se prolongará el ciclo de vida de las turbinas reduciendo al mismo tiempo los costes de mantenimiento.

En una fábrica cerca de Madrid, los investigadores prueban un nuevo dispositivo que transforma la energía mecánica de las palas en electricidad. El objetivo de los técnicos es mejorar el equilibrio entre producción de energía y vida útil de la máquina.

“Esta máquina que veis aquí va ubicada dentro del aerogenerador. Hay hasta cuatro unidades dentro del aerogenerador. Permiten convertir la energía rotativa del generador en energía eléctrica. Dentro de Windtrust incorporamos una nueva generación de semiconductores que nos permiten reducir el número de elementos activos, por tanto el número de averías. Además, reducimos un 70% los tiempos de reparación e incorporamos un algoritmo que permite prognosticar y adelantarnos al problema de ruptura antes de que se produzca”, explica Andrés Agudo Araque, experto, Gamesa.

Además del ruido, los técnicos también deben hacer frente a otros problemas como la interrupción de suministro debido a las malas condiciones meteorológicas, el difícil almacenamiento de energía, el impacto de los parques en el medioambiente y el alto coste del mantenimiento de las máquinas.

“En Europa queremos disponer de energía limpia, fiable y al menor coste posible. Para ello, el concepto sobre el que hay que seguir trabajando es la fiabilidad, la de los aerogeneradores y la de sus componentes más importantes. Por eso, los partners de Windtrust nos hemos dedicado a hacer una revisión profunda del diseño de determinados componentes y, por lo tanto, podemos decir que tenemos ante nosotros una nueva generación de componentes que van a permitir, no solamente mejorar esa fiabilidad en las máquinas de onshore, en tierra adentro, sino también en las máquinas de offshore, en las de mar adentro”, explica Mauro Villanueva, coordinador del proyecto Windtrust.

La energía eólica es cada vez más importante en Europa ya que se trata de un recurso limpio y renovable. Mejorar la eficiencia así como la durabilidad de las turbinas contribuirá a aumentar el uso de este tipo de energía.