Última hora

Última hora

Frans Timmermans, vicepresidente primero de la Comisión Europea: "Siria ha sido un conflicto con actores ocultos"

En la sede de la ONU, en Nueva York, se han reunido los líderes mundiales para hablar de los problemas más urgentes del planeta. De la crisis de los

Leyendo ahora:

Frans Timmermans, vicepresidente primero de la Comisión Europea: "Siria ha sido un conflicto con actores ocultos"

Tamaño de texto Aa Aa

En la sede de la ONU, en Nueva York, se han reunido los líderes mundiales para hablar de los problemas más urgentes del planeta. De la crisis de los refugiados de Siria, al Estado de Derecho, pasando por los derechos individuales y los nuevos objetivos de desarrollo. En representación de la Unión Europea el Vicepresidente primero de la Comisión Frans Timmermans.

¿Quién es Frans Timmermans?

  • Frans Timmermans es Vicepresidente Primero de la Comisión Europea desde noviembre de 2014
  • Ministro de Relaciones Exteriores de Holanda de 2012 a 2014
  • De 1998 a 2007 y nuevamente de 2010 a 2012, miembro de la Cámara de Representantes holandesa por el Partido Laborista
  • Antes de su experiencia legislativa, ocupó varios puestos en el servicio diplomático y civil a nivel nacional y europeo
  • Timmermans tiene 54 años, cuatro hijos y habla seis idiomas europeos

- Vicepresidente Frans Timmermans muchas gracias por estar en Global Conversation aquí en las Naciones Unidas en Nueva York. Empiezo con algo muy personal. Su nombre de pila es Franciscus, Francis, como el Papa; usted es católico ¿Qué papel juega su fe y la religión en su vida personal y también en su vida política?

- Bueno, es importante en mi vida personal soy un católico romano eso es así. Vengo de una provincia de los Países Bajos, donde hasta el final de la década de los sesenta, el 80 por ciento de la gente era católico romana. No significa lo mismo en mi vida que lo que significó para mis padres y abuelos. Pero aún así, para mí personalmente es un elemento importante. Encuentro inspiración en el cristianismo y la vida de Cristo y sus enseñanzas, pero es una inspiración, no es algo que en lo que pieso todos los días, francamente.

- Acaba de terminar una espectacular visita del Papa aquí, a este país que ha destacado algunas de los asuntos que usted plantea: cuestiones como la inmigración, la lucha contra la pobreza, también criticó el capitalismo desatado ¿Cual es su impresión sobre todo ello? ¿Considera usted al Papa como un aliado?

- Completamente. Especialmente en temas de importancia moral que están vinculados con la forma en que se estructura nuestra economía. Creo que ha hecho hincapié en algo muy importante, en el desarrollo sostenible, en el agotamiento de los recursos naturales, en la necesidad de cuidar de nuestro entorno natural, y de la necesidad de cuidar los unos de los otros. También en lo que respecta a la necesidad de cuidar de aquellos que huyen de las guerras y las persecuciones. Así que creo que sus enseñanzas son de gran importancia para la sociedad en general.

- Una de las razones por las que usted está aquí, de la que es responsable en la Comisión Europea, se refiere a los nuevos objetivos de desarrollo globales, 17 para los próximos 15 años. Para resumir: todo se refiere al planeta, a la paz, a la prosperidad. ¿Cómo puede Europa contribuir a este proceso y cuál ha sido su mensaje europeo al mundo?

- Bueno, el cambio de juego aquí es que con las metas de desarrollo del milenio de lo que se trata es de decirle a la otra mitad no desarrollada cómo desarrollarse.

El cambio de juego ahora es que los objetivos de desarrollo sostenible nos afectan a todos y que tenemos que hacer nuestros propios deberes en casa porque tenemos que cambiar nuestra estructura económica para que sea sostenible.

Tenemos que dejar de agotar los recursos naturales porque son limitados, van a acabarse en algún momento y tenemos que crear una economía socialmente sostenible también, porque sobre todo si nos fijamos en Europa, las clases medias están perdiendo la fe en la estructura económica, están perdiendo la fe en un futuro para ellos y sus hijos. Si no conseguimos enderezar esto tenemos un problema enorme, enorme.

Y creo que esa es la razón por la que los objetivos de desarrollo sostenible son tanto acerca de nosotros mismos, como lo son de otros países.

- Algunos críticos sostienen que algunos de los objetivos son difíciles de medir, como la discriminación contra las mujeres, mientras que otros son demasiado generales, como el empleo ¿Qué responde a esto?

- Creo que si usted no los quiere siempre va a encontrar una razón para decir que no son buenos, pero con respecto a las mujeres, es muy simple, comienza con “a igual trabajo, igual salario”. Todavía no está conseguido. Igualdad de retribución, algo que se puede medir en cifras.

Se trata de ayudar a las familias a lidiar con el hecho de que el cuidado de los niños es un trabajo de hombres y de mujeres que tienen que compartir. Así que es necesario crear los medios para asegurar que los hombres pueden coger tiempo libre en sus trabajos, así, cuando se conviertan en padres, se garantiza que haya suficientes lugares a los que pueden llevar a sus hijos a que estén bien atendidos, que puedan seguir una carrera.

Todavía tenemos que hacer esto bien y estamos muy lejos de una situación perfecta. También es el cambio cultural, la necesidad de dar poder a las mujeres Porque si no lo hacemos, perdemos, necesitamos el potencial económico de las mujeres.

Mire el desarrollo demográfico; si no conseguimos que todo el mundo se integre, estamos perdidos, vamos a perder económicamente. Así que estas cosas quizá parezcan generales, pero son muy, muy concretas una vez que se desarrollan políticas.

- A pesar de todos los esfuerzos para una mayor cooperación global entre el mundo desarrollado y el mundo en desarrollo, entre Europa y sus vecinos en desarrollo, todavía hay grandes brechas.

- Por supuesto.

- Y si miramos a nuestro alrededor, vemos un área que no se ha beneficiado en absoluto y que es Oriente Medio y me refiero, por supuesto, a la crisis de los refugiados en Siria. Usted ha estado en primera línea pidiendo la integración de todos, buscando soluciones, con mucha pasión además, pero va para largo. Dígame, ¿se siente usted muy frustrado?

- Bueno, a veces se siente uno frustrado porque cosas que parecen tan lógicas no son vistas como lógicas por todos sus colegas. Pero depende de la perspectiva de cada cual. Europa se mueve rápidamente en este área, mucho más rápidamente de lo que nos movemos en otras. No hace ni un mes que el presidente Juncker pronunció un discurso en el Parlamento Europeo y tomamos una decisión histórica, trascendental por el Consejo Europeo de la semana pasada, cuando decidió aceptar las propuestas de la Comisión sobre una serie de asuntos. Y por supuesto, esto no es siempre algo compartido por todos los Estados miembros, pero en general los países se están moviendo rápidamente en una dirección diferente. Realmente estamos revisando algunos de los principios de nuestra política de asilo, y creo que lo estamos haciendo bastante rápidamente, obviamente bajo presión. Pero la experiencia demuestra que Europa sólo se mueve hacia adelante bajo una enorme presión. Ha sido siempre igual desde hace décadas.

- ¿Cómo se explica que Europa haya sido cogida por sorpresa? La guerra civil de Siria la sufren desde hace bastante tiempo y sin embargo de pronto aparecen en Europa cientos de miles de personas.

- Creo que simplemente miramos hacia otro lado con la esperanza de que la situación mejorara, con la esperanza de que otros la resolverían.
La desventaja de la Regulación de Dublín es que se permite que los países resuelvan un problema por su cuenta y eso es lo que se ha hecho desde hace mucho tiempo, lo que llevó a enormes frustraciones en países como Italia y Grecia.

Italia ha estado diciendo durante años: “Oye escucha, esto se está volviendo insostenible, mira lo que pasa en Lampedusa. Necesitamos otras soluciones”. Y la gente decía “sí, sí, arregláoslas solos”.

Y entonces empezaron a no cumplir su parte del acuerdo, lo que significaba que estaban dejando pasar a la gente al resto de Europa con demasiada facilidad. No tomaban sus huellas dactilares, no los identificaban, no los acogían. Simplemente les dejaban pasar lo que llevó un enorme flujo de refugiados a países como Suecia y Alemania.

Así que al final llegamos a una conclusión: bueno, ahora todo el mundo sufre, los países de los que llegan y los países en los que acaban. Así que tenemos que encontrar una manera de resolver el problema para ambos. Y la manera de hacerlo es tener un marco para compartir en caso de emergencias, para que todos los Estados miembros de la UE lleven parte de la carga; y en segundo lugar, hay que mejorar el registro, la toma de huellas dactilares, la diferenciación entre refugiados y emigrantes desde el principio, desde el momento en que llegan en un país europeo. Así que por eso hemos introducido la idea de ayudar a los Estados miembros a hacerlo. Son dos elementos que están esencialmente vinculados porque si no haces uno los países se sientan abandonados, si no haces el otro son otros los países que se sienten abandonados.

- Hemos visto, de repente, este aumento del número de refugiados. ¿Cree que ha sido un movimiento espontáneo?

- Tenía que pasar tarde o temprano. Todos los expertos, el ACNUR, todas las demás instituciones, numerosas ONG han estado diciendo durante al menos un año y medio: “escuchen en algún momento va a venir gente en tromba a Europa”.

Hablé con familias de refugiados en la isla de Kos, en Grecia, y me dijeron: “yo estaba viviendo en un campamento de refugiados en el Líbano, sobrevivía, pero dos aós después había gastado mi dinero, todos mis ahorros se habían esfumado y yo , quería alimentar a mis hijos, no puedo hacerlo en el campo así que quiero que vayan a Alemania. ¿Va usted a hacer algo?”

Yo haría exactamente lo mismo que ese padre si me viera en su situación. Así que tenemos que asegurarnos, a largo plazo de que la gente tenga futuro en donde está para que no tenga que ir a otra parte.

Por eso lanzamos esta idea del fondo fiduciario para Siria, para que podamos poner al menos, así lo espero, mil millones. Hemos puesto 500 millones en esto ahora. Espero que los estados miembros, lo incrementen a mil millones. Solo así podremos ayudar a que, por lo menos 3 millones de refugiados tengan un futuro sostenible donde están ahora.

- Así que estamos viendo sólo el comienzo de la crisis?

- ¡Oh, sí!

- De ser así, Europa está preparada para acoger a más refugiados?

- Bueno, si los Estados miembros aplican lo que acordaron, tanto en el Consejo sobre la clave de distribución, como en el Consejo Europeo sobre el problema en toda su extendión, si empiezan a aplicar este más deprisa, entonces podremos tener control de la situación. Eso es lo que quieren los europeos. Y tenemos que hacerlo rápidamente, porque el problema no va a desaparecer de inmediato.

- El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos estima que hay aproximadamente cuatro mil militantes islamistas infiltrados en Europa, entre los refugiados. ¿Es una evaluación precisa? ¿Teme un aumento de la amenaza terrorista en Europa?

- No conozco esa cifra, ni esa evaluación tampoco, así que no estoy en condiciones de hacer comentarios al respecto, pero es lógico pensar que si la gente viene a Europa, pueda haber también criminales, que en ese desplazamiento, también pueda haber terroristas. Sé que los servicios de seguridad están trabajando muy estrechamente para controlar esa situación. También hemos aumentado la cooperación de FRONTEX y EUROPOL con las autoridades locales en Grecia y en otros lugares para asegurarnos de que conocemos la situación. hay que entrevistar a la gente tan pronto como llegue. Es sabido como actúan los delincuentes y hay que tener las huellas dactilares para que puedan ser identificarlos tan pronto como lleguen a Europa. Si lo hacemos, creo que podemos mantener la amenaza bajo control, pero, ya sabe, de una zona de guerra no sólo vienen ángeles. Esta es una experiencia histórica que hemos vivido anteriormente. De cada guerra también vienen delincuentes.

- Usted ha advertido recientemente contra un resurgir de la extrema derecha en Europa. Si las crisis de refugiados no se tratan adecuadasmente ¿qué tan preocupados tenemos que estar?

- Bueno, estoy preocupado por eso porque la ventaja de la extrema derecha es que proponen soluciones muy simples a problemas muy complicados. Toda persona en su sano juicio sabe que esas soluciones no funcionarán jamás. Así que la responsabilidad de los otros partidos, de los otros movimientos políticos, de ciudadanos responsables, es demostrar que una situación compleja requiere soluciones complejas, pero las soluciones complejas sólo pueden funcionar si se aplican correctamente, si se aplican en el contexto europeo, si todos hacen lo que tienen que hacer.

- Tengo otra cita. Usted dijo en un reciente discurso: “El objetivo de Europa debe ser asegurarse de que las leyes nunca estén divorciadas de un sentido de humanidad”. ¿Cómo se compagina con las declaraciones que hemos escuchado de algunos gobiernos europeos del Este que dicen rotundamente no a los musulmanes?

- Si la gente huye porque es perseguida no se le va a preguntar cuál es su religión o su color de piel. Son personas que huyen y tienen un sitio en Europa. Al mismo tiempo, creo que a veces se hace una caricatura de la situación en Europa central y oriental. No son sociedades racistas ni xenófobas, no lo son.

Son sociedades con una historia diferente a la nuestra. No están aún acostumbrados a la diversidad. Pero, tarde o temprano, toda sociedad, y esto no está ligado solo a la de la UE, esto no está vinculado a la crisis de los refugiados, esto está relacionado con la globalización; toda sociedad se está convirtiendo, de una manera u otra en una sociedad diversa, y es mejor que nos acostumbremos a ello y que preparemos a nuestra población para ello.

- La canciller alemana, Angela Merkel, dijo hace unos días que la crisis no se puede resolver sin el apoyo de Estados Unidos, Rusia y Oriente Medio ¿Está satisfecho con el nivel de apoyo que recibe?

- Bueno, creo que, ya sabe, la comunidad internacional está consiguiendo buscar ahora, poco a poco, paso a paso, formas de salir de la crisis siria.

Como sabe, esto ha sido un conflicto con actores ocultos en muchos niveles, con influencia saudí, influencia iraní, influencia rusa, y de alguna manera muchas partes han tenido interés en no buscar una salida. Esto ha bloqueado la toma de decisiones en el Consejo de Seguridad de la ONU.

El Consejo de Seguridad es el lugar donde verá que llegan las soluciones y lo que necesita la comunidad mundial es unirse en ello.

Creo que poco a poco ahora vemos alguna apertura por parte rusa y creo que, tarde o temprano, encontraremos alguna manera de salir de esta horrible situación en la que todas las partes involucradas en este conflicto; nacional, en Siria, y en toda en la región en general, especialmente a nivel mundial. Por lo tanto, implicará al Consejo de Seguridad, a los actores regionales, a todas las partes en la región para buscar una salida.

- Una última pregunta, ¿dónde se ve usted dentro de cinco años y dónde ve a Europa en cinco años?

- Bueno, yo era diplomático antes de convertirme en político y los diplomáticos siempre estamos planeando el futuro: “voy a ir a este puesto o a este otro y a otro de más allá” y como político, si quieres dormir por la noche, si quieres tener una vida fuera de la política, tienes que dejar de pensar en tu futuro político y simplemente vivir el presente.

Así que no tengo la menor idea de dónde voy a estar dentro de cinco años. Espero que en cinco años la gente diga: “bueno hizo medio bien un trabajo digno, bien por él”. Eso es lo que espero, pero lo que haré entonces, eso no lo sé.

Sobre donde estará Europa dentro de cinco años, creo que Europa estará mejor colocada, tendrá que haber superado la falta de confianza en sí misma que nos aqueja hoy en día y creo que por entonces habremos superado también la falta de confianza en los demás.

Hay un nivel de desconfianza entre los Estados miembros que es completamente inaceptable y tenemos que superar eso si aceptamos el desafío de asumir los retos que el mundo nos está lanzando a hoy en día.