Última hora

Última hora

Foro Kazenergy en Astana: la vida con unos bajos precios energéticos

La incertidumbre rodea al sector de la energía desde hace un año. Los precios del petróleo han caído más de la mitad para situarse por debajo de los

Leyendo ahora:

Foro Kazenergy en Astana: la vida con unos bajos precios energéticos

Tamaño de texto Aa Aa

La incertidumbre rodea al sector de la energía desde hace un año. Los precios del petróleo han caído más de la mitad para situarse por debajo de los cincuenta dólares por barril por una sobreproducción, pero también el debilitamiento chino. Un contexto tan sombrío marcó la agenda del décimo foro Kazernegy en Kazajistán.

“Cuando hace diez años la capital de Kazajistán acogió su primer foro energético, el mercado subía”, recuerda la enviada especial de Euronews al foro, Natalia Marshalkovitch. “Las cosas han cambiado: los precios son bajos, así como la demanda. ¿Cómo sobreviven los productores en estas condiciones? Se lo preguntamos a los participantes en esta cita en Astana”.

Daniel Yergin, una autoridad mundial en el tema, predice que el crudo se mantendrá bajo en 2016 y le llevará al menos cuatro años para volver a unos niveles viables. La repuesta inmediata de las grandes compañías es recortar costes.

Según el director de investigación de IHS Energy, Matthew Sagers, es el momento para cambiar la mentalidad: “Esperamos un declive muy significativo en los gastos, del orden del treinta por ciento. Muchos proyectos se aplazarán porque las corporaciones no disponen de más dinero. Es decir, se mostrarán más exigentes y prudentes sobre cómo utilizar el capital disponible”.

Es el caso para un país como Kazajistán, donde el petróleo representa hasta el treinta por ciento de su PIB y el sesenta por ciento de las exportaciones. El presidente, Nursultan Nazarbaev, reconoce que habrá que adaptarse a unos precios de menos de cuarenta dólares.

De acuerdo con el máximo responsable de la asociación Kazernegy, Timur Kulibayev, estos se recuperarán a medio plazo: “La caída continuará durante un tiempo, pero los ciclos de explotación de los pozos duran décadas. Creo que, en estos momentos difíciles, hay que saber aguantar. Y se bajan a los treinta dólares, ciertamente los productores reducirán su oferta global y los precios empezarán a subir”.

Pero, ¿qué pasa si la recuperación queda limitada por el cambio radical en el mercado energético? Según las recientes perspectivas de la petrolera BP para 2035, la demanda irá decreciendo anualmente alrededor de un uno y medio por ciento.

Gerald Davis, el presidente ejecutivo de World Energy Scenarios, observa evidencias de este importante cambio: “Es como estar en un entorno donde la demanda es, a veces, más baja de lo que se prevé. Y, viendo el impacto de las nuevas regulaciones que alientan las energías solares y eólicas, esto afectará particularmente a la industria eléctrica. Y también comprobamos las dificultades en algunas partes del mundo… China se dirige hacia un nueva senda con una crecimiento menor. China es un país enorme, todavía necesitará grandes cantidades de energía. Pero el mercado del crudo tiende siempre a trabajar comparando la realidad actual con lo que se espera que el mundo se convierta”.

Se dice que lo que no mata, nos hace más fuertes. La industria del petróleo y el gas se enfrenta a un gran cambio y está obligada a adaptarse porque hay quien afirma que el barril nunca volverá a los cien dólares.