Última hora

Última hora

Al menos nueve miembros de Médicos Sin Fronteras mueren en un bombardeo contra el hospital de Kunduz

Estados Unidos reconoce "daños colaterales" en su lucha contra los talibanes y el gobierno afgano justifica el bombardeo argumentando que en el hospital se escondían 10 terroristas. Nueve doctores y p

Leyendo ahora:

Al menos nueve miembros de Médicos Sin Fronteras mueren en un bombardeo contra el hospital de Kunduz

Tamaño de texto Aa Aa

Tanto las tropas de la OTAN como el gobierno afgano tenían las coordenadas geográficas del hospital dirigido por Médicos Sin Fronteras en Kunduz. Al menos 16 personas han muerto en ese recinto sanitario tras ser bombardeadas por la aviación estadounidense en una operación contra los talibanes en el norte de Afganistán. Washington ha reconocido que el ataque ha provocado “daños colaterales”. El gobierno afgano ha justificado el bombardeo argumentando que en el hospital había milicianos insurgentes.

“La pasada noche se escondieron allí de 10 a 15 terroristas”, concretaba el portavoz del Ministerio de Interior, Sediq Sediqi. “Nos llegó la información y ahora están todos muertos. Es una lástima que también hayamos perdido a varios doctores. Haremos todo lo posible para garantizar la seguridad de los médicos para que puedan trabajar”.

Además de los supuestos terroristas y los doctores muertos, nueve según Médicos sin Fronteras, el ataque ha dejado 37 heridos y un número indeterminado de desaparecidos que podría elevar rápidamente el número de víctimas.

Las tropas estadounidenses bombardean desde hace días la región de Kunduz para apoyar al ejército afgano, que el pasado miércoles recuperó el control de la ciudad de manos talibanes. Desde entonces se libra una feroz batalla en los alrededores con la población civil como rehén.