Última hora

Última hora

El Real Madrid deja escapar el derbi y el liderato de la Liga

Leyendo ahora:

El Real Madrid deja escapar el derbi y el liderato de la Liga

Tamaño de texto Aa Aa

El Real Madrid dejó escapar una gran oportunidad el fin de semana para dar un golpe de autoridad en la Liga española. Los de Benítez no pudieron llevarse la victoria en el derbi ante el Atlético, un triunfo que además les habría colocado líderes de la competición y habría abierto brecha con el gran rival, el Barcelona, que sin Messi ni Iniesta, cayó en Sevilla. Sin embargo, el equipo merengue, pese a adelantarse en el marcador, terminó empatando un choque que pudo acabar perdiendo de no haber sido especialmente por Keylor Navas. Con ello deja al Villareal en cabeza, que se mantiene primero pese a perder.

Pese a las bajas, el Real Madrid arrancó bien un derbi que desde la flamante victoria en la final de la Liga de Campeones de 2014 siempre le traía complicaciones, especialmente en el Vicente Calderón, escenario del duelo del sábado. El equipo blanco, pese a las bajas que sigue arrastrando, se adelantó a los nueve minutos, gracias a un cabezazo de Benzema, que se coloca pichichi, a centro de Carvajal.

Sin embargo, pese a ser superior en la primera parte, el Madrid tampoco reflejó un claro dominio. Más bien, el buen arranque se fue diluyendo, tal vez en pro de una dosificación de cara a una larga temporada. De hecho, el empate pudo haber llegado mucho antes si Keylor Navas, que cuajó un gran partido, no hubiese atajado a Griezmann un penalti cometido por Ramos. El sevillano le debe una al cancerbero, después de haber provocado la pena máxima al medir mal defensivamente ante la llegada de Tiago, al que derribó.

En la segunda parte la imagen del Real Madrid de conformismo con un resultado que le valía, aunque fuese por la mínima, se mantuvo. Gran reflejo de ello fue uno de los cambios de Benítez, que quitó a su goleador, Benzema, para dar entrada a Kovacic. La sustitución dejó al Madrid con cuatro medios centros en el campo: Kroos, Modric, Casemiro y el serbio; sin juego por las bandas para abrir el campo y abastecer a Cristiano Ronaldo y a Bale, que había regresado a los terrenos de juego tras su lesión entrando en la segunda parte por Isco.

Tanta teórica presencia en el centro del campo madridista no impidió que el Atlético, más motivado en la segunda mitad, acabase apretando al Real Madrid. Obtuvo su premio en el minuto 83, con un tanto de Vietto. Los de Simeone, ante un rival echado atrás, llegaron a rozar la victoria con un disparo de Jackson Martínez que fue despejado por un gran Keylor. El costarricense aseguró un punto para el Real Madrid que pudo acabar la jornada como líder pero tal vez careció de ambición. Al menos, en ciertos momentos, esa fue la imagen que dejó.


La vida es más difícil sin Messi ni Iniesta

El Barcelona perdió en Sevilla por 2-1, en un desplazamiento tradicionalmente complicado, aunque esta temporada los andaluces no andan tan finos como la pasada, que la cerraron como campeones de la Europa League. El cuadro catalán trató de compensar ambas bajas primero con la pizarra de Luis Enrique, adelantando a Busquets en su posición, aunque sin gran éxito, y después con el despliegue especialmente de Luis Suárez en el ataque. Sin embargo, no fue suficiente.

Aun así los culés pudieron adelantarse en la primera parte y se toparon con la madera en dos ocasiones, en una falta lanzada por Neymar y en un disparo escorado del atacante uruguayo. No obstante, la diferencia entre el Barça de Sevilla o de Vigo, donde salió goleado, y el del año pasado es que deja jugar más al rival. Y eso da lugar a ocasiones en contra.

En la reanudación al Sevilla le bastaron seis minutos para primero adelantarse y después doblar su ventaja. Krohn-Dehli abrió el marcador a los 52 minutos a pase de Gameiro y después en el 68, fue el danés el que asistió a Iborra para el 2-0. El nórdico está respondiendo con creces a la confianza de Emery.

Al Barça no le quedó otra que intentar remontar, como ya hizo en la Champions ante el Bayer Leverkusen, pero no pudo. Neymar recortó distancias en un penalti por una mano de Trémoulinas, en una pena máxima no exenta de dudas. El Sevilla pareció intimidarse al ver reducida su ventaja y se echó atrás. Con los azulgrana apretando, Sandro estrelló en la madera un balón que pudo haber sido el empate. No hubo premio y el Barcelona, al que aún le queda un buen trecho sin su gran estrella, sumó su segunda derrota consecutiva como visitante.


El Villarreal, líder pese a la derrota

El submarino amarillo llegaba al campo del Levante como líder y en una situación propicia para mantener su primer puesto frente a un rival que no conocía la victoria en lo que iba de temporada. Sin embargo, el guion empezó a torcerse a diez minutos del descanso, cuando Jokic fue expulsado por doble amarilla.

El Villarreal, que echó en falta a un lesionado Baptistao, no dio tan buenas sensaciones como en sus partidos previos y acabó sucumbiendo 1-0. Deyverson fue el encargado de firmar en el minuto 82 el triunfo local, el primero de la temporada. No obstante, la derrota del Barça y el empate del Madrid permiten a los amarillos seguir una jornada más en lo alto de la tabla, pese a perder su condición de invicto.

El Valencia sigue con su campaña gris y no dio la talla ni mucho menos en un campo difícil como el feudo del Athletic de Bilbao, que goleó al combiando ché. Los leones se impusieron por 3-1 y los valencianistas siguen transitando por la zona media de la tabla, a tres puntos de las competiciones europeas.