Última hora

Última hora

Trabajadores de Air France agreden a directivos tras comunicarse 2.900 despidos

Trabajadores de Air France han irrumpido en la reunión del Comité de Empresa y han agredido redieran a dos directivos tras el anuncio de la supresión

Leyendo ahora:

Trabajadores de Air France agreden a directivos tras comunicarse 2.900 despidos

Tamaño de texto Aa Aa

Trabajadores de Air France han irrumpido en la reunión del Comité de Empresa y han agredido redieran a dos directivos tras el anuncio de la supresión de 2.900 puestos de trabajo.

Más de un millar de manifestantes se habían concentrado delante de la sede central en Roissy, al lado del aeropuerto Charles de Gaulle.

Estos manifestantes lograron romper las barreras y entraron en la sala de reunión. El director de recursos humanos, Xavier Broseta, así como el de Air France en el aeropuerto de Olry, Pierre Plissonnier, fueron zarandeados.

Broseta acabó escapando por una valla sin su camisa.

La ira de los trabajadores se dirige sobre todo contra el presidente de la aerolínea franco-holandesa Air France-KLM Alexandre De Juniac, que no estaba presente en el lugar.

“Hemos tenido pocos aumentos de salario y no nos reconocen en nuestro trabajo, este es el principal problema”, se queja un empleado en la protesta. “Y pedimos simplemente al señor De Juniac que abandonde la compañía. Nos ha perjudicado mucho desde que llegó. Solo está aquí para defender los intereses de los accionistas. Y no se ocupa del personal”.

“Nos piden trabajar más. Y ya lo hemos dado todo con el anterior plan de reestructuración ‘Perform’”, se lamenta otra empleada. “El salario ha bajado ligeramente. Hemos trabajado más. Y, ahora, nos piden aun más. ¡Así nos moriremos!”.

La extrema tensión en Air France se produce después de que la semana pasada se frustraran las negociaciones para que los pilotos aceptaran trabajar más horas por el mismo salario. Entonces, la dirección aprobó esta reducción de plantilla en dos años: 300 pilotos, 900 tripulantes y 1.700 trabajadores de tierra, y como consecuencia del recorte del diez por ciento de las líneas. Los sindicatos de tierra decidieron convocar para este lunes ello una huelga.

La dirección de Air France ya ha anunciado que presentará una denuncia contra los autores de las agresiones y el Gobierno, accionista minoritario de la aerolínea, ha condenado los hechos.