Última hora

Última hora

Netanyahu reconoce que no hay una "solución mágica" a la oleada de apuñalamientos

La oleada de apuñalamientos en Israel y Cisjordania mantiene en jaque al gobierno hebreo. Este jueves se han registrado cuatro nuevos ataques con

Leyendo ahora:

Netanyahu reconoce que no hay una "solución mágica" a la oleada de apuñalamientos

Tamaño de texto Aa Aa

La oleada de apuñalamientos en Israel y Cisjordania mantiene en jaque al gobierno hebreo. Este jueves se han registrado cuatro nuevos ataques con arma blanca que han dejado seis heridos más, tres de ellos de gravedad. El ejecutivo que dirige Benjamin Netanyahu no encuentra la manera de frenar lo que podría convertirse en una tercera intifada y ha ordenado a los políticos israelíes que no entren en la Explanada de las Mezquitas, el Monte del Templo para los judíos.

“Nos encontramos inmersos en una ola de terror”, alertaba el jefe del gobierno. “Y no hay una solución mágica”, reconocía. “Las acciones que estamos emprendiendo no aportarán resultados instantáneos. Pero con la determinación necesaria lograremos derrotar a los que imponen el terror”.

Los ataques se repiten desde hace ocho días y ya se han cobrado la vida de cuatro israelíes y siete palestinos. Para intentar controlar la situación, Israel ha instalado detectores de metales en las puertas de la ciudad vieja.

“La policía israelí dice que sirven para controlar a los sospechosos”, dice Mujahid Abu Tifaha, comerciante en la Puerta de Damasco, pero en esta calle ya hay presencia militar cada dos metros y unas 40 o 50 cámaras de seguridad. Todo ello demuestra el fracaso del operativo”.

Ante el cariz que han tomado los acontecimientos, Israel ha decidido prolongar este viernes, día de rezo, las restricciones de acceso al recinto sagrado a los musulmanes menores de 50 años. La alerta ante posibles disturbios es máxima.