Última hora

Última hora

Frustración y radicalización en la "Intifada de los cuchillos"

En esta carretera que une Itamar y Elon Moreh tuvo lugar el primer ataque que provocó una nueva oleada de violencia y en Jerusalén y en Cisjordania

Leyendo ahora:

Frustración y radicalización en la "Intifada de los cuchillos"

Tamaño de texto Aa Aa

En esta carretera que une Itamar y Elon Moreh tuvo lugar el primer ataque que provocó una nueva oleada de violencia y en Jerusalén y en Cisjordania. El primero de octubre, unos agresores disparan a un coche matando a una pareja de colonos. Los cuatro hijos de la pareja quedaban ilesos.

El ministro de Defensa de Israel, Moshé Yalón, acusaba indirectamente a la Autoridad Palestina.

“Vivimos en este momento una oleada de violencia que tiene y no tiene relación con el Monte del Templo. El problema, desgraciadamente, es la incitación a la violencia de la Autoridad Palestina y en especial de su presidente, que lleva al asesinato y al derramamiento de sangre.”

El 3 de octubre dos hombres murieron apuñalados en el centro histórico de Jerusalén. Una mujer y un niño resultaron gravemente heridos supuestamente por un atacante palestino.
Un tipo de ataque con arma blanca que va a repetirse de forma sistemática.

La Autoridad Palestina ha declarado que algunos palestinos muertos en la reciente ola de violencia han sido ejecutados de manera sumaria.

Ante esta escalada de violencia el movimiento colono israelí exige mano dura y más construcciones en los territorios ocupados. Creen que así ahogarán a una nueva Intifada.

“Hay que encontrar a los líderes terroristas y acabar con ellos dice David Pearl, alcalde del asentamiento judío de Gush Etzion. Hay que eliminarlos no solo de Israel, sino también fuera de Israel”.

Sin líderes ni vínculos jerárquicos, estos jóvenes se organizan a través de las modernas redes sociales pero con armas rudimentarias. Ante una situación social que no les ofrece oportunidades les queda la frustración y la radicalización en el terreno religioso.

“Al Aqsa está en peligro” es la consigna que circula entre los jóvenes. Ante la amenaza de la extrema derecha israelí de acabar con el statu quo de la Explanada de las Mezquitas, que ellos llaman Monte del Templo. Una explanada que desde hace décadas es un lugar de oración exclusivo para los musulmanes.