Última hora

Última hora

La tecnología asiática se da cita en CEATEC

Leyendo ahora:

La tecnología asiática se da cita en CEATEC

Tamaño de texto Aa Aa

150 000 visitantes han asistido este año a CEATEC, la feria de tecnología que se celebra en Tokio y que ha cerrado recientemente sus puertas. Se

150 000 visitantes han asistido este año a CEATEC, la feria de tecnología que se celebra en Tokio y que ha cerrado recientemente sus puertas. Se trata de la feria de electrónica de consumo más importante para las empresas asiáticas. Decenas de ellas expusieron en esta última edición del evento sus nuevas creaciones.

“Aquí, en CEATEC, en Tokio, mucha tecnología tiene sabor oriental, como este origami volante”, explica Claudio Rocco, enviado especial de euronews.

Ese origami volante pesa 31 gramos y mide 70 centímetros de largo. Funciona gracias a un control remoto y vuela a una altura máxima de seis metros. Mucha gente asistió a la presentación de este novedoso aparato. Toshitatsu Munakata es su creador.

“Se trata de un avión ligero con forma de origami. Está equipado con pequeños semiconductores. En su interior se encuentran la batería y el motor”, explica Munakata.

Una de las estrellas de CEATEC fue Robohon, un pequeño robot creado por el fabricante japonés de electrónica Sharp. Robohon reconoce las emociones y cambia de expresión dependiendo del contenido de la conversación que mantiene con su interlocutor.
Robohon puede ser utilizado también como teléfono inteligente para hacer y recibir llamadas.

Una nueva tecnología, diseñada por la multinacional japonesa Alps Electric, es capaz de reproducir el sentido del tacto. El usuario debe mantener en su mano un mando mientras observa la imagen de un aerosol, por ejemplo. En muy poco tiempo, el usuario tendrá la impresión de estar tocando y empleando realmente el aerosol.

Un robot de ping pong, de Omron Corporation, utiliza datos del rival para corregir la dirección y la fuerza con la que devuelve la pelota. Este robot también puede analizar la trayectoria de retorno y la zona dónde la pelota caerá.

“Este robot es capaz de sentir la pelota en un área 3D para prever cómo se moverá. Después la golpea con la zona central de la raqueta. Su capacidad para sentir, unida a la de adaptarse, nos permite decir que, de alguna manera, este robot piensa”, asegura Masahiro Ikumo, uno de los creadores del robot.

Si se encuentran de viaje en un país extranjero y tienen problemas para entender la lengua, no se preocupen. Unas gafas especiales les ofrecerán una traducción inmediata. Pero este aparato diseñado por Epson puede proveer también otro tipo de información como los subtítulos en un teatro o la dirección de lugares de interés en una ciudad.

Y por último, la compañía Torque presentó en Tokio lo que sus responsables consideran el primer teléfono inteligente resistente a la corrosión. El usuario puede meterse en el mar con este aparato para sacar fotografías bajo el agua. La pantalla táctil es además muy fácil de utilizar a pesar de que esté mojada o de que el usuario lleve puestos unos guantes.