Última hora

Última hora

Benjamin Netanyahu se plantea enviar tropas a Jerusalén tras una jornada de sangre y fuego en la ciudad santa

En el peor día de violencia desde el final de la última Intifada, tres israelíes murieron y una veintena resultaron heridos en varios ataques en la Ciudad Santa. Un palestino murió en Belén en enfrent

Leyendo ahora:

Benjamin Netanyahu se plantea enviar tropas a Jerusalén tras una jornada de sangre y fuego en la ciudad santa

Tamaño de texto Aa Aa

En el peor día de violencia desde el final de la última Intifada, tres israelíes murieron y una veintena resultaron heridos en varios ataques en la Ciudad Santa. Desde Gaza, Hamas celebraba los atropellos y apuñalamientos. Un signo claro- dice este portavoz de la organización- de que la tercera Intifada es imparable:

Punto de vista

Hamas saluda los heroicos actos en Cisjordania y Jerusalén y confirma que el aumento de estas operaciones es la prueba de que esta Intifada no se puede detener, es la Intifada de Jerusalén. Es un mensaje claro y fuerte a los ocupante israelíes por sus crímenes en la mezquita de Al Aqsa

Sami Abu Zuhri, Portavoz de Hamas en Gaza:

“ Hamas saluda los heroicos actos en Cisjordania y Jerusalén y confirma que el aumento de estas operaciones es la prueba de que esta Intifada no se puede detener, es la Intifada de Jerusalén. Es un mensaje claro y fuerte a los ocupante israelíes por sus crímenes en la mezquita de Al Aqsa”

Mientras en Cisjordania, un joven palestino murió en enfrentamientos con la policía israelí. El Gobierno israelí decidió el martes una serie de medidas para contener los ataques. Soldados vigilarán los autobuses en Jerusalén y se revocará el permiso de residencia de las familias de los atacantes que no tengan nacionalidad israelí. La Policía rodeará algunos barrios árabes en la parte oriental de Jerusalén.