Última hora

Última hora

Congreso mundial de la Unión Internacional de Telecomunicaciones en Budapest

Leyendo ahora:

Congreso mundial de la Unión Internacional de Telecomunicaciones en Budapest

Tamaño de texto Aa Aa

El Congreso mundial de la Unión Internacional de Telecomunicaciones ha tenido lugar este año en Budapest. La UIT es la organización

El Congreso mundial de la Unión Internacional de Telecomunicaciones ha tenido lugar este año en Budapest.

La UIT es la organización intergubernamental más antigua del mundo. Su historia se remonta a 1865. Se convirtió en un organismo especializado de Naciones Unidas a mediados del siglo XX. Su sede se encuentra en Ginebra.

“Hungría es uno de los miembros fundadores de esta organización con 150 años de historia, explica Houlin Zhao, Secretario General de la UIT. Este año, por primera vez, queremos reformar nuestra Unión para centrarnos en la ayuda que necesitan las PyMEs. Estoy satisfecho con el apoyo de los miembros a la creación de una plataforma internacional en la que PyMEs, gobiernos y grandes compañías puedan hablar sobre el futuro de las tecnologías de la información y comunicaciones”.

El futuro de internet fue uno de los debates que mantuvieron en Budapest los miembros de la Unión Internacional de Telecomunicaciones.

“Esta reunión de la UIT en Budapest es, ante todo, una cita de profesionales pero también una buena oportunidad para que personas como yo admiren algunas novedades tecnológicas”, explica Andrea Hajagos de euronews.

Este año, durante el congreso, fueron expuestas varias novedades tecnológicas húngaras, como una compañía que realiza hologramas en tres dimensiones.

“Hemos diseñado un sistema que muestra al conductor hacia dónde debe dirigirse, dónde girar o dónde está la salida. De esta manera no tiene que pensar ni prestar atención a una voz que le habla. Se trata de un sistema de realidad aumentada”, explica Gáspár Balogh de Holografika Ltd.

Beachegg es una buena solución para aquellos que no deseen dejar todas sus pertenencias en la arena cuando entran en el agua.

“Queríamos crear un sistema de seguridad portátil. Este huevo se puede alquilar cerca de la playa por un precio similar al de una cerveza. En su interior el usuario puede guardar todos sus objetos de valor”, señala Balázs Csapó, diseñador de Beachegg.

Con ayuda de un GPS y una tarjeta SIM el usuario siempre podrá controlar si alguien ha movido el huevo de su sitio.

Y tras estudiar programación durante un año, Mira, de once años, ha creado su propio videojuego.

“El tiempo de creación depende de la dificultad del juego, dice. Si quieres que los jugadores salten eso te lleva apenas unos diez minutos pero un juego entero a mí me lleva dos horas, más o menos”

Balázs Nyerges también forma parte de esta nueva generación. Tiene 15 años y crea sus propios juegos. Balázs asegura que haber estudiado programación le será muy útil en el futuro.

“Los aparatos electrónicos son cada vez más importantes. Creo que en el futuro todo el mundo sabrá programar para llegar más lejos que los demás”, afirma el joven.

Según los expertos, un niño puede aprender a programar asistiendo apenas una hora y media a la semana a una escuela especial.

“Hoy en Hungría hay 20 000 puestos vacantes que exigen este tipo de conocimientos. Creo que tanto los padres que trabajan en este sector como los que no tienen ni idea de lo que es la programación, todos, enviarán a sus hijos a este tipo de escuelas. Los niños han entendido el mensaje: ‘no juegues solo con el ordenador, crea tus propios juegos’. Para ellos es como entrar en un mundo de fantasía”, asegura Anita Breuer, experta.

Seguramente, las creaciones de estos niños estarán expuestas en futuras reuniones de la Unión Internacional de Telecomunicaciones.