Última hora

Última hora

Escocia y EE.UU piden interrogar a dos nuevos sospechosos libios del atentado de Lockerbie

Satisfacción y cautela entre los familiares de las víctimas del atentado de Lockerbie de 1988, ante el anuncio de la justicia escocesa de haber

Leyendo ahora:

Escocia y EE.UU piden interrogar a dos nuevos sospechosos libios del atentado de Lockerbie

Tamaño de texto Aa Aa

Satisfacción y cautela entre los familiares de las víctimas del atentado de Lockerbie de 1988, ante el anuncio de la justicia escocesa de haber identificado a dos nuevos sospechosos libios del ataque, a los que ha pedido interrogar junto al FBI.

Uno de ellos podría ser Abdulá al-Senusi, jefe de los servicios secretos del expresidente Muamar Gadafi.
Una larga investigación realizada por el estadounidense Ken Dornstein, que ha dirigido un documental sobre el tema y cuyo hermano David murió en el ataque, lo identifican tanto a él como a Abu Agila Masud, al que presenta como fabricante de la bomba. Ambos se encontrarían actualmente encarcelados en su país.

“Espero que en algún momento podamos celebrar el juicio”, dice Dornstein. “Se le podrían presentar las pruebas y hacerle las preguntas. Podríamos averiguar, de una vez por todas, si él era uno de los expertos en explosivos en este caso. Y si la teoría sobre quién lo hizo y por qué es realmente verdad”.

Hasta ahora el exagente libio Abdel Basset al-Megrahi ha sido el único condenado por la matanza. Fue encarcelado en Escocia en 2001 y murió de cáncer en Libia en 2012.

El 21 de diciembre de 1988, un Boeing 747 de la compañía estadounidense Pan Am que cubría el trayecto Londres Nueva York explotó sobre la localidad escocesa de Lockerbie, matando a sus 259 ocupantes -la mayoría estadounidenses y a once personas en tierra.