Última hora

Última hora

Cinco palestinos muertos, un centenar de heridos y un soldado israelí apuñalado en el Día de la Ira

Cinco palestinos muertos, un centenar de heridos y un soldado israelí herido en un apuñalamiento en el Día de la Ira. El movimiento islamista Hamás

Leyendo ahora:

Cinco palestinos muertos, un centenar de heridos y un soldado israelí apuñalado en el Día de la Ira

Tamaño de texto Aa Aa

Cinco palestinos muertos, un centenar de heridos y un soldado israelí herido en un apuñalamiento en el Día de la Ira. El movimiento islamista Hamás, en el poder en la franja de Gaza, ha instado a la juventud palestina a seguir con la que ha llamado “la nueva intifada”.

En la franja de Gaza fallecieron dos jóvenes palestinos en enfrentamientos con el Ejército israelí en varios puntos de la valla fronteriza.

En Jerusalén la tensión es máxima, con calles, parques y lugares de ocio prácticamente desiertos.

Los choques se han repetido en diferentes localidades cisjordanas como Belén, Hebrón, Ramala o Nablus, donde el incendio de la tumba del patriarca José provocó graves enfrentamientos.

La tensión se trasladó al Consejo de Seguridad de la ONU, que celebró una reunión de urgencia sobre la crisis en Oriente Medio.

El embajador israelí ante la ONU, Danny Danon, mostró un póster, con instrucciones sobre cómo matar a un judío, como ejemplo de a lo que están expuestos los niños palestinos en la escuela y después de la escuela.

“Hablamos mucho sobre incitación, aquí en la ONU. Con esto, pueden ver a lo que se parece la incitación”, dijo Danon.

Danon, y su número dos, David Roet, acusaron al presidente palestino, Mahmud Abas, de incitar a la violencia y le urgieron a entablar negociaciones directas para resolver el conflicto.

El embajador palestino ante la ONU, Riyad Mansur, pidió la intervención urgente del Consejo de Seguridad “para poner fin a esta agresión contra nuestro pueblo palestino indefenso y contra nuestros santuarios, que están sometidos a las violaciones de la ocupación militar israelí, los colonos israelíes y los extremistas”, dijo.

Israel ha dejado claro que no aceptará ninguna presencia internacional, como han pedido las autoridades palestinas, en el llamado Monte del Templo por los judíos y la llamada Mezquita de Al Aqsa por los musulmanes, en el origen de la actual ola de violencia.