Última hora

Última hora

Japón abre sus puertas al negocio

Lograr que Tokio sea la primera ciudad financiera del mundo es el ambicioso objetivo que se ha propuesto la capital japonesa. ¿Cómo atraer aún más

Leyendo ahora:

Japón abre sus puertas al negocio

Tamaño de texto Aa Aa

Lograr que Tokio sea la primera ciudad financiera del mundo es el ambicioso objetivo que se ha propuesto la capital japonesa. ¿Cómo atraer aún más inversores y empresas extranjeras? Este es el tema de nuestro reportaje.

Tokio es una megalópolis de 37 millones de habitantes y tiene un PIB que corresponde al de todo México.

La capital nipona que acogerá los Juegos Olímpicos de 2020 presenta sus nuevas ambiciones económicas. Quiere superar a Nueva York, Londres, Hong Kong o Singapour y convertirse en el primer mercado financiero del mundo.

En los últimos años, en Tokio, se han instalado una docena de zonas económicas especiales, como ésta del barrio de Toranomon. El objetivo es crear ecosistemas de negocio internacional, con múltiples ventajas para atraer a inversores y empresas extranjeras; y así desarrollar la interacción con las empresas japonesas.

Este es el barrio de Shinjuku. El quinto productor mundial de medicamentos genéricos ha instalado aquí recientemente su centro de investigación y desarrollo. No solo porque Japón es el segundo mercado mundial de salud, sino también porque esta zona especial ofrece muchas ventajas.

Philippe Auvaro, Presidente de ASPEN en Japón nos cuenta algunas de las ventajas que tuvieron al instalarse en la capital nipona:

“Tuvimos dos meses de alquiler gratis y muchísima flexibilidad en el momento de instalarnos. Hemos construído como islotes, que en japonés se llaman “Shimas”… Todo el cableado ya estaba preconcebido. Por eso hemos podido instalarnos a un coste menor.”

Las empresas extranjeras que se instalan en estas zonas tienen otros alicientes como la reducción del impuesto de las sociedades, un servicio de consultas gratuito y en inglés, además de subvenciones para la instalación y la contratación.
Todo el proceso administrativo se acelera considerablemente gracias a una oficina única.

El Gobernador de Tokio, Yoichi Masuzoe habla de la aceleración del proceso administrativo como uno de los atractivos para las empresas en el momento de instalarse:

“Antes se necesitaban tres semanas para establecer una empresa aquí en Tokio. Pero con la oficina única ahora se puede hacer en ocho días. Incluso sería posible en cinco días, al menos ese es nuestro objetivo.”

La salud, el medioambiente y las tecnologías de la información son sectores que tienen viento en popa. El director de esta Pyme india especializada en la adaptación lingüística de programas informáticos elegió Japón por la calidad de sus servicios y por su contexto económico favorable.

“Japón se está globalizando cada vez más, asegura David Crouch director de LinguaNext. Es un país cada vez más abierto a adquirir servicios de empresas extranjeras. Por eso, creo que instalar su negocio en Japón es una gran oportunidad para las empresas no japonesas que no se encuentran a nivel local.”

Existen otros proyectos urbanos como éste en el distrito financiero de Nihombashi. Además Tokio es de las ciudades más seguras del mundo y está entre las megalópolis menos contaminadas gracias a su política de eliminación del diesel y a la construcción de nuevas rutas de circunvalación.

“En Tokio ya no hay atascos asegura Yoichi Masuzoe, Gobernador de Tokio. Es estupendo. Ni en Berlín, ni en Roma, ni en París hay algo semejante. Es lo nunca visto, una gran ciudad sin atascos.”

La apertura económica es el tema recurrente de Tokio y de Japón, que en breve debe firmar un tratado de libre comercio con Europa.