Última hora

Última hora

La OMS arremete contra salchichas y embutidos: el consumo de carne procesada es cancerígeno

Comer salchichas, embutidos o carne procesada en general es carcinógeno para los humanos. Lo ha dicho la Organización Mundial de la Salud, que ha

Leyendo ahora:

La OMS arremete contra salchichas y embutidos: el consumo de carne procesada es cancerígeno

Tamaño de texto Aa Aa

Comer salchichas, embutidos o carne procesada en general es carcinógeno para los humanos. Lo ha dicho la Organización Mundial de la Salud, que ha lanzado la alerta a raíz de un estudio realizado por 22 expertos de diez países que han establecido una relación directa entre este tipo de consumo y el cáncer colorrectal.

El doctor Kurt Straif, de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer, explica que “a partir del análisis combinado de varios estudios se detectó un incremento del 17 por ciento de los cánceres de colon y recto por cada porción de 50 gramos de carne procesada consumida a diario. El riesgo es más o menos similar al consumir carne roja, de 1,17 puntos por cada 100 gramos, pero en todo caso, la relación con la evidencia causal aún no es tan fuerte”.

La Agencia ha precisado que por carne roja entiende toda la carne muscular de los mamíferos, incluyendo carne de res, ternera, cerdo, cordero, caballo y cabra. También ha querido dejar claro que no se puede equipar a otros hábitos de riesgo para la salud como fumar.

“La carne procesada ha sido clasificada como cancerígena junto con otras sustancias conocidas, como el tabaco, el amianto o la polución atmosférica”, decía el doctor Dana Loomis, “pero es importante reconocer que esas clasificaciones se basan en la fuerza de la evidencia científica sobre la carcinogenicidad y no en el nivel de riesgo. Así que, aunque estén en la misma categoría, el nivel de riesgo para el consumo de tabaco es mucho mayor que el asociado al consumo de carne, diez veces mayor que el riesgo de la carne procesada, por ejemplo “.

Los industriales ponen el grito en el cielo

Pese a las matizaciones de los expertos de la agencia la industria alimentaria no ha tardado en reaccionar.

El Instituto estadounidense de la carne ha sido de los primeros, denunciando un informe alarmista basado en datos “antiguos, débiles, inconsistentes” según uno de sus representantes. “Han torturado los datos para asegurarse de la obtención de un resultado específico”.

“La carne roja y la carne procesada (charcutería) están entre los 940 agentes revisados por la agencia y han encontrado que presentan un cierto nivel de riesgo teórico” prosigue el comunicado. “Solo una subsancia, un químico presente en los pantalones de yoga ha sido declarado como no cancerígeno”.

Shalene McNeill, investigadora de la asociación estadounidense de ganaderos de bovino explicaba a Radio Canadá que “el cancer es una enfermedad complejua que ni las mentes más brillantes consiguen comprender completamente” en defensa de salchichas, embutidos y hamburguesas, informa Courrier International.

El sábado pasado The Atlantic publicó una investigación sobre el papel del lobby cárnico en las recomendaciones de las agencias estadounidenses sobre la salud y la agricultura la HHS y la USDA, que no incluyen ninguna referencia a moderar el consumo de carne.

El propio Instituto Norteamericano de la carne estima que la indistria carne aporta casi 900.000 millones de dólares a la economía de EEUU.

Estupor, rabia y humor en las redes sociales españolas

En un país gran consumidor de carne y especialmente de charcutería como España la noticia caía como un jarro de agua fría.

El Gobierno en un principio ha decidido no emitir ninguna recomendación por estar estudiando el informe para después recomendar un consumo moderado, algo que no ha sido muy del agrado del sector.

Los comentarios en defensa del jamón ibérico y el chorizo no se han hecho esperar.