Última hora

Última hora

Eslovenia: pizzas cinco veces más caras para los refugiados entre muestras de solidaridad

“Llevamos muchas horas esperando aquí en la frontera, y los eslovenos están vendiendo pizzas”, cuenta un refugiado en la frontera entre Eslovenia y

Leyendo ahora:

Eslovenia: pizzas cinco veces más caras para los refugiados entre muestras de solidaridad

Tamaño de texto Aa Aa

“Llevamos muchas horas esperando aquí en la frontera, y los eslovenos están vendiendo pizzas”, cuenta un refugiado en la frontera entre Eslovenia y Austria.

Más de 2.000 refugiados están esperando poder entrar en Austria, tras un complicado periplo. Hay quien está aprovechando la crisis de los refugiados para ganar dinero.

Aunque hay muestras de solidaridad, algunos eslovenos venden pizzas cinco veces más caras que su precio normal.

“He pasado 20 días muy malos. He visto esto demasiadas veces. He visto a otros hombres como éste. Que vendían comida, medicamentos, no sé, sólo porque estas personas necesitan comida, agua…”, explica Mohama, refugiado sirio.

El invierno se está instalando en Europa y hace cada día más difícil la supervivencia de miles de hombres, mujeres y niños que huyen de la guerra y la miseria. Muchos llevan dos días durmiendo al raso, sin mantas, en la frontera entre Eslovenia y Austria.

Rashed, un refugiado sirio que ha llegado a Eslovenia con su familia y quiere llegar a Suecia, se queja del frío y de que nadie les ha proporcionado mantas, comida ni agua. No hay nadie para ayudarles, “sólo hay policías”, dice.

La tensión crece cada día en la frontera entre Eslovenia y Austria, destino del 5% de los refugiados.

Desde que Hungría cerró sus fronteras con Serbia y Croacia, la ruta de los Balcanes se desplazó a Eslovenia, por donde han pasado 90.000 migrantes desde el 17 de octubre.

“Aunque el invierno se acerca, no parece que estén llegando a Europa menos migrantes procedentes de Oriente Medio. Hasta ahora, las autoridades no han tomado medidas para prepararse contra el frío, y esta situación podría ser aprovechada por los especuladores”, ha dicho Attila Magyar, enviado especial de euronews a la localidad eslovena de Šentilj.