Última hora

Última hora

"Encadenados" de Hitchcock llega a la Ópera de Gotemburgo en homenaje a Ingrid Bergman

Leyendo ahora:

"Encadenados" de Hitchcock llega a la Ópera de Gotemburgo en homenaje a Ingrid Bergman

Tamaño de texto Aa Aa

Montar una ópera siempre es una labor titánica pero cuando la obra nunca se ha representado antes la dificultad es aún mayor. Es el caso de

Montar una ópera siempre es una labor titánica pero cuando la obra nunca se ha representado antes la dificultad es aún mayor.

Es el caso de “Encadenados”, una de las grandes películas de la época dorada de Hollywood dirigida por Alfred Hitchcock y protagonizada por Cary Grant e Ingrid Bergman. Para conmemorar el centenario del nacimiento de la actriz sueca, la Ópera de Gotemburgo ha decidido llevar a las tablas una versión operística de la cinta. La soprano Nina Stemme hace el papel que hace casi 70 años interpretó Bergman.

El equipo artístico le ha dado una lectura más política y psicológica a la obra. Los personajes de Alex y su madre son un buen ejemplo de ese cambio.

“Hay una relación bastante interesante entre la señora Sebastian y su hijo. Demasiado cercana para que sea cómoda. Todavía vive bajo la influencia de su madre y creo que le castigaba mucho cuando era niño. En la película no vemos tanta severidad en el personaje pero en la ópera se ve que es más dura, que tiene maldad”, dice la mezzosoprano Katarina Karnéus.

El director británico Keith Warner va aún más lejos en su análisis.

“Pensé que la historia podía tener otra vertiente interesante. Ver como las mujeres, las hijas de padres con carácter tienen los mismos problemas con la autoridad. Alicia no es solo la hija de un nazi, es también una hija que sufre la presión de la figura paterna. Es como si todos nosotros tuviéramos que vivir bajo la supervisión constante de una persona que controla lo que pensamos y hacemos e intentáramos escapar de ese control”, apunta Warner.

“Mi experiencia ha sido divertida, animada, ingeniosa, provocadora y molesta a la vez. Solo he tenido que lanzarme a la piscina y disfrutar. Ha sido interesante ver lo fácil que ha sido hacer de mala en el escenario. Estoy sorprendida”, añade Karnéus.

“Creo que habla de la forma en la que nos enfrentamos a la autoridad. ¿No hablan de alguna forma todas las películas de Hitchcock del miedo a la autoridad y de figuras autoritarias? Iba a lo más profundo de nuestros miedos y nos mostraba cómo vivíamos con ellos. Existe todo este mundo de madres, padres, jefes y personas que controlan nuestras vidas y que pueden convertirlas en miserables. Que hacen que estemos totalmente bajo su control. Creo que es de lo que trata la ópera: la forma en la que intentamos superar las voces interiores que nos controlan”, concluye Warner.