Última hora

Última hora

COP21: Avances insuficientes para controlar el cambio climático

Esfuerzos insuficientes para controlar el cambio climático a un mes de que se celebre en París la conferencia de Naciones Unidas COP21. Casi 200

Leyendo ahora:

COP21: Avances insuficientes para controlar el cambio climático

Tamaño de texto Aa Aa

Esfuerzos insuficientes para controlar el cambio climático a un mes de que se celebre en París la conferencia de Naciones Unidas COP21.

Casi 200 países se pusieron de acuerdo hace cinco años para que el calentamiento no superase los 2 grados. En la actualidad es de 0.9 grados.

En la ONU están satisfechos con la evolución de los compromisos adquiridos, a la vez que piden que se refuercen. “Estimamos que en 2100 la temperatura aumentará a algo menos de 3 grados, de hecho la Agencia Internacional de Energía lo sitúa en el 2,7 grados… Es diferente decir que estará por debajo del 3 y que esté bajo dos grados. Es un buen avance, un paso remarcable, pero no es suficiente”, aseguró Christiana Figueres, secretaria ejecutiva de la Conferencia del Clima de la ONU.

Las emisiones de gas invernadero y el uso de combustibles fósiles son las principales causas de la aceleración del aumento de las temperaturas.

El plan de la ONU consiste en que las estrategias nacionales restringirán las emisiones a 56.7 billones de toneladas de dióxido de carbón en 2030.

“El informe indica claramente que los actuales objetivos de los estados no son suficientes para controlar el cambio climático. Los actuales planes nos llevan al aumento de en torno a 3 grados centígrados de la temperatura global, lo que no es controlable”, puntualiza Tobias Austrup, experto en energía y clima de Greenpeace.

La amenaza se cierne sobre numerosas especies, los glaciares se deshielan y el nivel de los océanos sigue aumentando. China, Estados Unidos, la Unión Europea, India y Rusia, son los principales culpables.

Los expertos apuntan que la temperatura global deberá estar por debajo de los 2 grados a finales de este siglo para ser capaces de evitar inundaciones y sequías.