Última hora

Última hora

El escándalo de las emisiones de VW podrían afectar a Porsche y Audi

A Matthias Mueller,se le acumulan los problemas. El nuevo consejero delegado de Volkswagen no sólo deberá enfrentarse a la caída de la rentabilidad

Leyendo ahora:

El escándalo de las emisiones de VW podrían afectar a Porsche y Audi

Tamaño de texto Aa Aa

A Matthias Mueller,se le acumulan los problemas.

El nuevo consejero delegado de Volkswagen no sólo deberá enfrentarse a la caída de la rentabilidad de la marca WV tras el escándalo de manipulación para falsear las emisiones, sino que ahora el trucaje podría afectar a la marca de vehículos deportivos de lujo Porsche y algunos modelos de Audi.

Así al menos lo afirma la Agencia de Protección Ambiental en Estados Unidos , aunque el fabricante alemán lo ha negado.

“VW mantiene que ha puesto sobre la mesa todo lo que sabemos hasta ahora y que no hay más modelos afectados. Si esto es cierto, no habría por qué preocuparse. Pero si la Agencia de Protección Ambiental (EPA en sus siglas en inglés) llevase razón y se probase que también están afectadas las marcas de Audi y Porsche, la gestión de la crisis en Volkswagen, sin duda, dejaría mucho que desear”, opina Juergen Pieper, analista en Metzler Bank.

Según las autoridades estadounidenses, los nuevos modelos más modernos de las marcas Volkswagen y Audi (como el Porsche Cayenne 2015, así como el Volkswagen Touareg 2014, Porsche Cayenne 2015 y Audi A6 Quattro, A7 Quattro, A8, A8L y Q5 ) tienen instalados software ilegal que oculta las emisiones reales.

Para la canciller alemana, Angela Merkel, esto no afecta a la calidad de la marca:

“La marca alemana persiste gracias a la innovación, es una marca y un sello de calidad, e insisto, los nuevos episodios no van a cambiar nada de esto. Pero también quiero subrayar la importancia de la transparencia y de un lavado de imagen rápido.”

El mayor fabricante europeo de automóviles había admitido previamente haber instalado software para alterar las características de emisiones de una forma prohibida en un máximo de 11 millones de vehículos en todo el mundo, pero sólo en los de motores diesel más pequeños.

De cumplirse las sospechas de la EPA, esta sería la primera vez desde que estalló el escándalo el pasado 18 de septiembre que el trucaje afecta a la marca de vehículos deportivos de lujo Porsche y a los motores diesel de 3 litros que equipan a los todoterrenos del grupo alemán.