Última hora

Última hora

Turquía: periodo de incertidumbre para los kurdos del país

Los kurdos de Diyarbakir asimilan los resultados de las elecciones turcas con sentimientos encontrados. Si la noche en la que se dieron a conocer, la

Leyendo ahora:

Turquía: periodo de incertidumbre para los kurdos del país

Tamaño de texto Aa Aa

Los kurdos de Diyarbakir asimilan los resultados de las elecciones turcas con sentimientos encontrados. Si la noche en la que se dieron a conocer, la cólera se apoderó de la calle, ahora predomina la incomprensión. La pregunta que todos se hacen es cómo el HDP ha podido perder tantos apoyos en tan poco tiempo…

El Partido Democrático del Pueblo, consagrado como tercera fuerza política tras las elecciones del pasado junio ha logrado más del 10% necesario para obtener representación parlamentaria, pero ha perdido dos puntos, y con ellos, las esperanzas de muchos kurdos de que su comunidad marque la diferencia en el Hemiciclo.

Pero no todos viven con desaliento la victoria del AKP de Erdogan. Los electores kurdos más conservadores de la ciudad y de la región le han dado su apoyo en las urnas preocupados por el cariz que han tomado los acontecimientos desde el verano con la ofensiva simultánea del Gobierno contra el Estado Islámico y los rebeldes kurdos, y todo ello con la guerra en Siria como telón de fondo.
Desde hace dos meses, en el sudeste de Turquía se viven enfrentamientos permanentes entre las fuerzas del orden y los rebeldes del PKK, y según muchos analistas, esa tensión ha resultado políticamente rentable para el AKP.

Eyup Burc, redactor jefe de IMC TV:
“El AKP ha utilizado esa violencia para que la gente se arrepienta de haber apoyado al PKK en junio y ganarse a ese electorado con promesas de paz y estabilidad. Y su discurso ha calado.”

Una situación de guerra civil en el sur a la que se suman los 95 muertos en los atentados de octubre en una manifestación pacifista convocada por la izquierda y el HDP para protestar por la reanudación de las hostilidades entre Ankara y el PKK.

Aunque el miedo ha tenido peso específico en el resultado de los comicios, Erdogan tiene por delante una situación delicada que requerirá sensatez y diálogo, según Andreas Gross, jefe de la delegación de la Asamble Parlamentaria del Consejo de Europa y observador durante las elecciones.

Andreas Gross:
“Erdogan va tener que unir de nuevo lo que ha estado dividido durante los cinco últimos meses, y le pedimos que lo haga con sensatez y no por la vía militar, como ha hecho durante ese periodo.”

Difícil aventurar si se producirá una escalada militar o si por el contrario, se reanudarán las negociaciones. Como las demás regiones kurdas de Turquía, Diyarbakir entra en una nueva fase de incertidumbre.