Última hora

Última hora

Canadá: la ambiciosa agenda del Ejecutivo Trudeau

Rehabilitar la imagen de Canadá en el extranjero es el primer objetivo de Justin Trudeau. La misma noche de su triunfo electoral, el líder del

Leyendo ahora:

Canadá: la ambiciosa agenda del Ejecutivo Trudeau

Tamaño de texto Aa Aa

Rehabilitar la imagen de Canadá en el extranjero es el primer objetivo de Justin Trudeau. La misma noche de su triunfo electoral, el líder del Partido Liberal lo anunció así a sus compatriotas:

Justin Trudeau. Primer ministro electo de Canadá:
“Muchos teméis que Canadá haya perdido su voz compasiva y constructiva en el mundo en los últimos diez años. Pues bien, tengo un mensaje para vosotros: en nombre de los 35 millones de canadienses: hemos vuelto.”

Por azar del calendario, Trudeau tendrá la posibilidad de mostrar que la diplomacia canadiense está cambiando de rumbo primero en el extranjero. Se estrenará en el G20 en Turquía el 15 de noviembre, posteriormente viajará a Filipinas para la cumbre del APEC el día 18, Y pocos días después, estará en Malta para la reunión de la Commonwealth. Pero será en la Cumbre del Clima en París donde Justin Trudeau podrá consolidar realmente el regreso de Canadá y rehabilitar la imagen de un país que se salió del Protocolo de Kioto en 2011, sacrificando el medioambiente por el petróleo de las arenas bituminosas de Alberta. Para ello tendrá que contar con el apoyo de los primeros ministros de las 10 provincias canadienses, que tienen amplias competencias en la materia.

Justin Trudeau. Primer ministro electo de Canadá:
“Voy a colaborar con los primeros ministros en las próximas semanas para establecer una posición común fuerte para que la gente sepa que los años en los que Canadá mostró escaso entusiasmo en lo que se refiere al cambio climático pertenecen al pasado.”

Cuando vuelva de su gira, el nuevo jefe de Gobierno tendrá que honrar rápidamente sus promesas electorales, como la de aliviar la presión fiscal de las clases medias, es decir para los ingresos entre 31.249 y 81.837 euros y subir los impuestos para los superiores a 183. 081 euros.

El primer ministro también debería enmendar la ley antiterrorista aprobada en primavera por el Ejecutivo conservador tras los ataques yihadistas de 2014. La actual ley otorga a los servicios secretos poderes al límite con la protección de la vida privada.

Trudeau también se ha comprometido a acoger antes de finales de año a 25.000 refugiados sirios, un plazo difícil de mantener por razones logísticas y de seguridad.