Última hora

Última hora

Australia: el motín en la isla de Christmas vuelve a poner en tela de juicio la gestión de los centros de detención para inmigrantes

La oposición australiana pide cuentas al gobierno sobre el motín que, ayer, se produjo en el centro de detención para inmigrantes en la isla de

Leyendo ahora:

Australia: el motín en la isla de Christmas vuelve a poner en tela de juicio la gestión de los centros de detención para inmigrantes

Tamaño de texto Aa Aa

La oposición australiana pide cuentas al gobierno sobre el motín que, ayer, se produjo en el centro de detención para inmigrantes en la isla de Christmas.

Punto de vista

La mayoría de los detenidos no tendría que estar allí

Aún no se sabe el estado de los centenares de detenidos dejados al abandono cuando los guardias huyeron. Todo se desencadenó tras la muerte de un refugiado iraní de origen kurdo que trató de huir. El portavoz del Departamento de Inmigración dijo que Fazel Chegeni, “un inmigrante llegado por vía marítima de manera ilegal, intentó escapar el sábado por la mañana.”

Según el parlamentario neozelandés, Kelvin Davis, los internos están tratando de negociar una solución pacífica pero las autoridades se muestran inflexibles.

Kelvin Davis ha elevado una vez más a la palestra pública el problema de los neozelandeses detenidos en los centros para inmigrantes australianos, denominados “kiwi”. Una petición bajo el hastag #freethe501s ha sido lanzada para dar a conocer este conflicto en las redes sociales.

Según Davis, el “kiwi 501” ha intentado proponer varias soluciones pacíficas al conflicto, sin respuesta por parte de las autoridades.

Una de las propuestas consiste en fletar un avión para repatriar a los inmigrantes neozelandeses, como explica Davis en este tuit:

Nakita Regan, novia de uno de los detenidos asegura que “la situación es terrible y que la mayoría de los reclusos no tendría que estar allí.”

“El gobierno ha desoído las alarmas”

Varios parlamentarios ecologistas australianos han acusado al gobierno de haber desoído las alarmas. En los últimos años, ha habido numerosas muertes y centenares de autolesiones de internos que protestan por las malas condiciones de vida en el centro y la prolongación de sus detenciones.

Así lo explica la parlamentaria del partido Los Verdes, Sarah Hanson-Young en su cuenta de twitter:

El ministro australiano de Inmigración, Peter Dutton, asegura que “la prioridad es mantener el orden en el centro y que todo el peso de la ley recaerá sobre aquellos que hayan cometido un acto criminal”.

Uno de los mayores centros de detención para inmigrantes del océano Índico

En la isla de Christmas se mezclan refugiados políticos, personas detenidas por crímenes o aquellas cuyo visado no está conforme a las leyes de inmigración australianas cada vez más estrictas.

La isla de Christmas tiene la particularidad de albergar la mayor concentración de inmigrantes en un territorio insular australiano ya que Camberra suele implantar los centros de detención para inmigrantes en territorios de países vecinos. Es el caso el centro en la isla Los Negros en Papua Nueva Guinea, con 1100 reclusos o el de Nauru, con 1200 detenidos.

A esas instalaciones van a parar parte de los inmigrantes y refugiados registrados en otros centros australianos como el de Chritsmas. En 2014, un grupo de madres organizó una protesta para oponerse a su traslado a los campos de Nauru y las islas Manus.

Las denuncias sobre el maltrato que sufren los inmigrantes se encadenan. Kelvin Davis, retuiteaba este mensaje de Dull Diller: “esto es lo que pasa cuando se trata a la gente como animales sin darle esperanzas”, puede leerse en este tuit: