Última hora

Última hora

Los acuerdos de asociación para impulsar la economía europea

Esta semana Real Economy comienza en Estrasburgo. Aquí vamos a ver cómo los acuerdos de asociación y colaboración pueden dar un impulso a la economía

Leyendo ahora:

Los acuerdos de asociación para impulsar la economía europea

Tamaño de texto Aa Aa

Esta semana Real Economy comienza en Estrasburgo. Aquí vamos a ver cómo los acuerdos de asociación y colaboración pueden dar un impulso a la economía europea.

Además, la comisaria europea de Política Regional, Corina Cretsu, nos explicará cómo los acuerdos de asociación pueden proporcionarnos resultados tangibles. Veremos cómo una ciudad como Liverpool, que se ha quedado algo rezagada, intenta a través de la colaboración recuperar algo de esa gloria perdida.

¿Cómo funcionan?

El trabajo, la colaboración y el dinero pueden cambiar el rumbo de la economía europea. Estamos en el Parlamento Europeo para hablar sobre cómo los acuerdos de asociación a nivel nacional y europeo pueden generar colaboraciones con las entidades locales, con la sociedad civil, con las empresas, dándonos una sensación de propiedad sobre nuestras decisiones de inversión. Aquí tenemos un curso intensivo sobre cómo funciona.

Primero, los países europeos redactan los proyectos en los que quieren invertir, utilizando los fondos europeos. Para ello, tienen que hablar con los representantes regionales y locales, de la sociedad civil y del sector privado.

Después, los países tienen que enviar un “Acuerdo de Asociación” con sus necesidades a nivel nacional a la Comisión Europea, que aportará más ideas.

Se convertirá en un contrato legal cuando sea aprobado y adoptado. Las decisiones de inversión serán después verdaderos Programas Operacionales, una vez reciban los fondos.

Estos programas serán el “Acuerdo de Asociación”, para el que todos contribuyeron. Puede ser para un país o entre países, regiones y ciudades con todas la partes interesadas cooperando entre ellas.

Un ejemplo: Liverpool

Al Parlamento Europeo vienen nuestros representantes, incluyendo los de una ciudad en la que su gente y su gobierno han aprovechado esta oportunidad de asociación a gran escala que les ha proporcionado numerosas colaboraciones locales, todo para impulsar su crecimiento. Estoy hablando de Liverpool, Sarah Chappell ha ido a descubrirlo.

La ciudad portuaria de Liverpool fue una potencia comercial en los siglos XVIII y XIX. Pero a mediados del siglo XX, sus muelles y sus industrias empezaron a decaer y su economía se desmoronó durante la recesión británica de la década de los 70.

Sarah Chappell, euronews: ““Durante décadas Liverpool pensó que su gloria económica era cosa del pasado. Pero la ciudad ha emprendido grandes reformas y su cambio es profundo, con proyectos creciendo gracias al duro trabajo de sus ciudadanos y mucha colaboración”.

En los últimos 25 años se ha emprendido una gran regeneración a base de inversión privada y fondos públicos, que ha ayudado a construir una infraestructura económica para favorecer el desarrollo de las empresas.

A través de los Fondos Europeos para el Desarrollo Regional y los Fondos Europeos Sociales, el Reino Unido ha recibido casi 12.000 millones de euros en los últimos siete años. De ellos, 220 han sido para Liverpool.

La Asociación para Empresas Locales (LEP en inglés) es la principal entidad en Liverpool que pone en contacto a empresas, representantes de la sociedad civil e instituciones con el fin de impulsar la economía.

“Tenemos a los líderes de la ciudad trabajando desde hace muchos años para destacar nuestros puntos fuertes y nuestras ventajas competitivas. ¿En qué somos buenos, nacional e internacionalmente? ¿Dónde tenemos capacidad global? Nuestra estrategia se basa en esto”, explica Mark Basnett, de la LEP.

El puerto es el corazón de esta estrategia. Se ha construido una terminal de aguas profundas, capaz de gestionar las embarcaciones más grandes del mundo. Cuando se inaugure, se espera que transforme la logística del Reino Unido.

En el centro, las iniciativas para estimular el crecimiento han hecho florecer muchas pequeñas empresas que quieren permanecer aquí.

Gary Carney es el cofundador de lo que él mismo describe como una “tienda independiente”, y proporciona a los pequeños comerciantes la oportunidad de colocar sus productos en las calles.

Su empresa se puso en marcha con un préstamo del Fondo de Inversión Especial de Merseyside, que está respaldado con financiación local, nacional y europea. Ahora la tienda está llena, hay desde vajillas hasta sombreros. Él mismo nos da más detalles:

“La respuesta que hemos tenido ha sido de gran apoyo. Creo que todos ven el valor de lo que hacemos y se refleja en lo rápido que se ha llenado la tienda”.

A pesar de que Liverpool ha incrementado su productividad y las oportunidades de negocio, todavía cuenta con algunas de las áreas más deprimidas del Reino Unido. Es el mayor reto que tienen por delante.

“Se empieza creando una buena infraestructura económica, en la que hay trabajos para aquellos que tienen aspiraciones. Ahora tenemos que asegurarnos de que llegamos a todos los rincones de nuestra sociedad”, cuenta Mark Basnett.

El Acuerdo de Asociación

Maithreyi Seetharaman, euronews: Está con nosotros la comisaria europea de Política Regional, Corina Cretsu. Gracias por venir.

Corina Cretsu: Gracias por invitarme.

Euronews: Me gustaría empezar preguntándole, ¿qué significa este Acuerdo de Asociación para la gente corriente?

Corina Cretsu: Es para involucrar a todo el mundo. Porque en Bruselas no podemos decidir lo que necesitan las regiones, los países y los Estados miembros. Creeo que es muy importante la cooperación conjunta porque estamos en un año en el que se diseñarán, se elegirán y se aplicarán los proyectos e inversiones para los próximos siete años.

Euronews: ¿Qué ha cambiado con respecto al pasado?

Corina Cretsu: Muchos países tienen problemas desde el principio debido a situaciones políticas complicadas. En el último periodo de programación tuve mucho miedo de que los Estados miembros no cumpliesen el ratio de absorción de los fondos comunitarios. Si aprendieran y trabajaran juntos, con empresarios y autoridades locales, podrían definir lo que es mejor para la región en los próximos siete o diez años.

Euronews: ¿Cree que la culpa de que algunas regiones se hayan quedado atrás la tienen ellas mismas o es que no se les ha prestado suficiente atención?

Corina Cretsu: Hay regiones en las que hemos invertido mucho y no hemos visto crecimiento económico o resultados a nivel de empleo. En otros casos sí se han visto de forma clara. No hay ninguna región europea que no se haya beneficiado de los fondos europeos. Desde Países Bajos, a Alemania, Francia… Por ejemplo, estuve en Berlín y me sentí muy orgullosa de cómo están gestionando la crisis de refugiados. Estuve en las afueras y vi la regeneración de las áreas urbanas, también en París. Animo muchísimo a todos los estados miembros a utilizar nuestros fondos para estos proyectos.

Portugal

Tomar una idea o estrategia de éxito, compartirla o adaptarla en varias ciudades, regiones o incluso países para resolver algunos de los grandes desafíos actuales. Es lo que se ha hecho en Portugal, como muestra el reportaje de Monica Pinna.

¿Qué es lo que tienen en común estas ciudades? Todas ellas son ciudades de llegada en los países que reciben inmigración. Para buscar soluciones a este desafío común cooperan. ¿Cómo? A través del programa Urbact, que permite a las ciudades europeas trabajar juntas para resolver problemas urbanos y compartir buenas prácticas y soluciones. Nos vamos a la ciudad portuguesa de Amadora.

“No lo sabíamos todo. Lo que se está haciendo está permitiéndonos compartir realidades, compartir conocimiento y compartir experiencais”, explicaba la alcaldesa de Amadora, Carla Tavares.

Urbact es un programa de Cooperación Territorial Europea financiado conjuntamente a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional, los 28 estados miembros, Noruega y Suiza. Su presupuesto hasta 2020 es de 96 millones de euros.

“Financiamos los intercambios transnacionales, financiamos la investigación que hará que las ciudades elaboren y apliquen planes de acción locales”, dice Céline Ethuin, de Urbact.

Al inicio de la reunión de la red “Ciudades de llegada”, sus representantes afirman estar convencidos de que estos acuerdos de asociación triunfarán:

Movilidad, empleo juvenil y tecnologías verdes son las áreas en las que Urbact ha logrado los mejores resultados desde 2006, cuando empezó el programa.

Monica Pinna, euronews: “Este año más de medio millón de personas han cruzado el Mediterráneo en busca de protección en Europa. Solo en tres meses, de abril a junio, las solicitudes de asilo en la Unión Europea han superado las 213.000. Una situación para la que se necesitan fondos, estrategias políticas y coordinación”.

El centro de refugiados en Bobadela, en las afueras de Lisboa, se creó en 2006 con capacidad para 42 personas. Hoy, alberga 76 refugiados de más de 20 nacionalidades. El país espera recibir aún más en noviembre.

“Tenemos 61 o 62 personas fuera y ayudamos a un total de 276. Cualquier colaboración es importante para nosotros porque tenemos que ayudarles y no tenemos capacidad de hacerlo por nosotros mismos”, cuenta la directora del centro, Cristina Farinha.

Se calcula que el 70% de la población europea vive en zona urbanas. Son la pieza clave del crecimiento nacional pero también se enfrentan al riesgo de la desigualdad y la exclusión. Por eso las ciudades son las principales beneficiarias de Urbact.

Corina Cretsu

Continúa con nosotros la comisaria europea.

Maithreyi Seetharaman, euronews: ¿Nos podría dar un ejemplo sobre cómo se debería hacer un acuerdo de asociación y, si los hay, en qué casos diría mejor no hacerlo?

Corina Cretsu: Hay algo que diría a los Estados miembros, a las regiones, a las autoridades gestoras, que no añadan más normativas, porque son complicadas y porque hay que controlar el dinero. Y si pides a nivel nacional más requisitos no es bueno. No quiero ver a más pequeñas y medianas empresas que desisten porque encuentran que el proceso es muy complicado, muy largo y muy burocrático. La gente de a pie sabe mejor lo que funciona y lo que no. Por lo tanto, me gustaría que todos presentaran sus ideas, porque el próximo año empezaremos a estudiar cómo será esta política de cohesión a partir de 2020 y tenemos que aprender de nuestra experiencia.

Euronews: Estamos hablando de mucho dinero ¿Quién lo controla? ¿Cómo se evita el fraude?

Corina Cretsu: En primer lugar confiamos mucho en los auditores nacionales, pero también en los de la Comisión Europea. Tenemos tolerancia cero con el fraude. Creo que es muy importante que trabajemos con Transparencia Internacional y, por supuesto, todos los países tienen que estar de acuerdo.

Euronews: Entre los acuerdos de asociación y el plan Juncker que intenta atraer inversores, ¿no hay un posible conflicto de intereses?

Corina Cretsu: No, no, esto no. Nuestro dinero, el dinero del Fondo de Cohesión no se ha tocado. Si hay un proyecto muy grande y el dinero del banco de inversión no es suficiente, podemos pensar en la combinación de fondos. Pero no hay ningún conflicto. Al contrario, es trabajar juntos de la mano.