Última hora

Última hora

Rusia admite la hipótesis terrorista en el siniestro del Sinaí

Por primera vez, el Primer ministro Dimitri Medvedev admite que pudo tratarse de una bomba, una hipótesis que barajan abiertamente desde hace días tanto Londres como Washington

Leyendo ahora:

Rusia admite la hipótesis terrorista en el siniestro del Sinaí

Tamaño de texto Aa Aa

Rusia admite la posibilidad de un atentado en el siniestro del avión que se estrelló el pasado 31 de octubre en la Península del Sinaí.

Por primera vez, el Primer ministro Dimitri Medvedev admite que pudo tratarse de una bomba, una hipótesis que barajan abiertamente desde hace días tanto Londres como Washington. El lunes, fuentes próximas a los servicios de inteligencia estadounidenses aseguraron que las agencias de espionaje de EEUU han interceptado comunicaciones rusas que indican que Moscú baraja la opción terrorista desde el primer momento, pero que no la hace pública por razones políticas.

Pocas horas después del siniestro el 31 de octubre, la rama del grupo Estado Islámico en Egipto, Wilayat Sinai, reivindicó el atentado como represalia a los bombardeos rusos en Siria. El 4 de noviembre, la misma organización volvió a atribuirse el ataque en una grabación de audio, en uno de cuyos pasajes se escucha sobre el avión: “ Lo hemos derribado nosotros. Morid de rabia”

(escuchar el comunicado audio íntegro en árabe pinchando aquí)

A la espera de las conclusiones del análisis de las cajas negras del aparato, Rusia se resiste a atribuir lo ocurrido a un atentado, aunque el presidente Vladimir Putin canceló el viernes los vuelos hacia Egipto siguiendo la recomendación del Servicio Federal de Seguridad. Desde entonces, Moscú ha repatriado en vuelos especiales desde Sharm el Sheij, la estación balnearia de Hurgada y El Cairo, a más de 25.000 de los 80.000 turistas rusos en Egipto.

El Airbus 321 de la compañía Metrojet se estrelló con 224 personas a bordo poco después de despegar de Sharm el Sheij con destino a San Petersburgo.