Última hora

Última hora

El primer ministro serbio se redime en Srebrenica con rosas blancas y dinero

Con rosas blancas y un sobre bajo el brazo. Así ha llegado el primer ministro serbio, Aleksandar Vucic, a Srebrenica. Cinco meses después de que

Leyendo ahora:

El primer ministro serbio se redime en Srebrenica con rosas blancas y dinero

Tamaño de texto Aa Aa

Con rosas blancas y un sobre bajo el brazo. Así ha llegado el primer ministro serbio, Aleksandar Vucic, a Srebrenica. Cinco meses después de que tuviera que salir corriendo bajo una lluvia de piedras, el otrora halcón ultranacionalista, ha depositado una corona floral en el cementerio donde están enterradas las 6.200 víctimas identificadas de la masacre.

Acompañado por el alcalde musulmán de la ciudad y por el miembro bosnio de la presidencia tripartita de Bosnia Herzegovina, Vucic se ha comprometido a invertir más de cinco millones de euros en el desarrollo de esta castigada localidad.

“En lo que se refiere a lo que pasó en Srebrenica nunca me he escondido y siempre he dicho públicamente lo que siento. La manera en que incliné la cabeza ante las víctimas muestra el respeto que tengo por ellas”, decía Vucic.

Los musulmanes bosnios no le tienen ninguna simpatía al primer ministro serbio. Muchos de ellos no pueden olvidar sus palabras pocos días después de la peor masacre que ha sufrido Europa desde la Segunda Guerra Mundial. Entonces dijo “Por cada serbio que matéis, mataremos a cien musulmanes”.