Última hora

Última hora

Portugal: el dilema del presidente

Como era previsible, este martes Portugal se quedó sin Gobierno tan solo 11 días después de que el conservador Pedro Passos Coelho asumiese sus

Leyendo ahora:

Portugal: el dilema del presidente

Tamaño de texto Aa Aa

Como era previsible, este martes Portugal se quedó sin Gobierno tan solo 11 días después de que el conservador Pedro Passos Coelho asumiese sus funciones.
El suyo ha sido el Ejecutivo más breve de la historia de la democracia portuguesa. En este momento, la única certeza es la caída del tándem Passos Porta. Ahora
la pelota está en el tejado del presidente, el conservador Anibal Cavaco Silva, que, según apunta la prensa, va a tomarse su tiempo antes de elegir a la izquierda.
Cuando encargó a Pedro Passos Coelho la formación de Gobierno, ya que su partido fue el mas votado en las elecciones, el presidente mostró sus reticencias a llamar a los socialistas, los segundos más votados.

Anibal Cavaco Silva. Presidente de Portugal
“Hasta el momento del nombramiento del primer ministro, ninguna de las otras fuerzas políticas me presentó una solución alternativa de gobierno estable, coherente y creíble.”

Pero tal y como prometieron, el lunes socialistas, comunistas, verdes y el bloque de Izquierda mostrando una unidad inédita en 40 años, hicieron caer al Gobierno.

El líder de los socialistas, Antonio Costa, se presenta como alternativa.

Antonio Costa, líder del Partido Socialista:
“El hecho de que por primera vez haya posibilidad de formar Gobierno por un acuerdo parlamentario entre el PS, el Bloque de Izquierda, los comunistas y los Verdes es ciertamente algo inédito.”

Pero no hay nada seguro, ya que el presidente puede pedir a Pedro Passos Coelho que siga en funciones para tratar los asuntos corrientes hasta las próximas elecciones, que en todo caso no serán antes de junio ya que en enero hay presidenciales. Pero tampoco hay garantías de que llegado el caso Passos aceptase.

Otra posibilidad es que Cavaco opte por formar un Gobierno llamado de “iniciativa presidencial” con independientes.
Pero también podría superar sus reticencias y encargar al socialista António Costa la formación de un Gobierno. Pero esa eventualidad no estaría exenta de riesgos según António Costa Pinto, analista político del Instituto de Ciencias Sociales de la Universidad de Lisboa:

António Costa Pinto:
“Si el presidente nombra un Gobierno minoritario encabezado por el Partido Socialista con el apoyo de otros partidos de izquierda, los partidos de centroderecha van a adoptar posiciones políticas muy radicales con el Partido Socialista.”

La consecuencia, según este analista, sería una polarización de la vida política portuguesa en los próximos meses. Una situación que se vivió ya el martes durante el voto en el Parlamento con una manifestación de apoyo al Ejecutivo de Passos Coelho y una contramanifestación defendiendo la iniciativa de la izquierda.