Última hora

Última hora

La base aérea de Latakia, centro neurálgico de la operación rusa en Siria

Desde finales de septiembre Rusia lleva a cabo ataques diarios en Siria contra objetivos designados como “terroristas”. El corresponsal de euronews

Leyendo ahora:

La base aérea de Latakia, centro neurálgico de la operación rusa en Siria

Tamaño de texto Aa Aa

Desde finales de septiembre Rusia lleva a cabo ataques diarios en Siria contra objetivos designados como “terroristas”. El corresponsal de euronews, Denis Loctier, está empotrado con la fuerza aérea rusa.

Denis Loctier, euronews:
Euronews ha conseguido entrar en la base aérea rusa de Latakia, en la costa mediterránea de Siria. Todos los aviones militares rusos en Siria despegan de aquí, y realizan más de 40 salidas diarias. Sus responsables afirman que en las últimas seis semanas estos aviones han destruido más de 2.500 objetivos de la “infraestructura terrorista” en territorio sirio.

Los bombarderos rusos actúan en Siria dando apoyo aéreo a las ofensivas terrestres del Ejército sirio y a las milicias chiíes extranjeras. Las fuerzas rusas aseguran que ahora también cooperan con la oposición siria que les proporciona información. Según el general de división Igor Konashenkov, gracias a esa información en los últimos dos días han logrado el repliegue de los yihadistas en varias provincias clave, rompiendo dos años de bloqueo de la base aérea Kweires por parte del grupo Estado Islámico.

Igor Konashenkov, portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia:
“La aviación rusa atacó objetivos cerca de Aleppo y alrededor de la base aérea de Kweires usando la información proporcionada por la oposición siria, confirmada en el centro de inteligencia en Bagdad por nuestros socios de Irán, Irak y Siria.”

En la base aérea de Hmeymim cerca de Latakia hay varias decenas de aviones rusos, incluyendo bombarderos supersónicos, aviones de reconocimiento, y helicópteros de ataque y defensa antiaérea. El número exacto de personal militar sigue siendo alto secreto. A esta base llegan todos los suministros, incluidos los alimentos, procedentes de Rusia.

Igor Konashenkov:
“Todos nuestros aviones con base en Hmeymim que participan en las incursiones están equipados con los sistemas de focalización más modernos, lo que permite bombardear las infraestructuras terroristas desde una altitud de más de 5.000 metros “.

Pese a varios reveses en los últimos días, los militantes islamistas mantienen su control sobre muchas localidades de Siria, mientras que las fuerzas leales al presidente Al-Asad luchan para defender y ampliar su zona de control. Según los militares rusos, los islamistas están cambiando sus tácticas como consecuencia de la campaña de bombardeos; ocultan mejor sus movimientos y modifican constantemente sus rutas de suministro de armas y municiones, lo que puede indicar un cierto debilitamiento.

Denis Loctier, euronews:
“El mando ruso asegura que sus aviones seguirán bombardeando los objetivos designados todo el tiempo que sea necesario. Pero sin ninguna evidencia de cambios significativos en el terreno, la eficacia de la operación rusa en Siria sigue siendo cuestionable.”