Última hora

Última hora

The Wexford Opera Festival

Leyendo ahora:

The Wexford Opera Festival

Tamaño de texto Aa Aa

La directora artística de la ópera de Wexford es italiana: su nombre es Rosetta Cucchi y también es pianista y directora de escena. “Este es un

La directora artística de la ópera de Wexford es italiana: su nombre es Rosetta Cucchi y también es pianista y directora de escena.

“Este es un festival especializado que, a diferencia de otros teatros del mundo donde se representan obras conocidas, busca otro tipo de obras. No es una tarea sencilla ya que buscamos obras que no hayan sido representadas nunca, o que raramente se hayan visto en un escenario”, nos cuenta Rosetta Cucchi.

“En 1951 el Dr Tom Walhs decidió fundar este festival “en medio de ninguna parte”, como se dice, porque esta ciudad del sureste de Irlanda, y especialmente en aquella época, era un pueblo. Todo empezó con un grupo de caballeros que querían reunirse para escuchar ópera y con otro caballero, el novelista Compton Mackenzie, que les dijo: “¿por qué no representáis óperas? Os gustan tanto, a todos os encanta, ¿por qué no lo hacéis?” Así es como comenzó este festival”, apunta al rememorar los inicios de este festival

“Buscar a los cantantes y al equipo creativo de estas obras es algo más complicado que buscarlo para, digamos, la ‘Bohéme’, porque tenemos que encontrar voces que sean adecuadas para una obra desconocida. Además, esto es un festival para jóvenes cantantes que son también estrellas emergentes. Wexford marca el inicio del estrellato de muchos de ellos. en el pasado, Mirella Freni debutó aquí en ‘Puritani’, que era una ópera muy poco conocida de los 60”. Y en años más recientes, Diego Florez, Daniela Barcellona y muchos otros. Nuestro objetivo es identificar jóvenes cantantes con un alto potencial”, dice Cucchi.

“Lo sorprendente de este festival es que está repleto de voluntarios. La ciudad de Wexford se llena de vida y se vuelca totalmente en él. El 40% del personal son voluntarios. En el pasado había algo muy divertido. Wexford está bastante lejos de Dublín, y siempre había conductores que venían a recogerte al aeropuerto. Conductores que no eran conductores sino universitarios, profesores o farmacéuticos, que hacían de voluntarios para este festival”, finaliza la directora artística.