Última hora

Última hora

Bélgica se defiende de las acusaciones por su débil lucha antiterrorista

El país ha reforzado las medidas de seguridad y se ha cancelado el amistoso entre España y Bélgica.

Leyendo ahora:

Bélgica se defiende de las acusaciones por su débil lucha antiterrorista

Tamaño de texto Aa Aa

Bélgica ha reaccionado a las críticas internacionales relacionadas con el trabajo de las fuerzas de seguridad y los servicios de inteligencia que no han conseguido encontrar a Salah Abdeslam, sobre quien pesa una orden de arresto internacional por su supuesta implicación en los ataques de París. La Policía federal de Bélgica ha enviado mensajes a través de las redes sociales para pedir colaboración ciudadana. Su familia asegura que no sabe dónde se encuentra.

El ministro de Exteriores belga, Didier Reynders, ha defendido la actuación del país frente a la amenaza terrorista: “Somos un eslabón fuerte, intentamos luchar de una manera muy eficaz, a principios de año todo el mundo aplaudió una operación que se realizó en Verviers y en Bruselas, que permitió detener posibles ataques terroristas. Aquí vamos a hacer todo lo posible para acabar y desmatelar otras organizaciones de terroristas franceses o de otras nacionalidades”.

Hemos hablado con el responsable del comité que supervisa los servicios de inteligencia de Bélgica, Guy Rapaille. Este comité rinde cuentas al Parlamento y al Gobierno belga. Pronto empezarán a evaluar el funcionamiento de los servicios de seguridad.

“Quizá sea un poco más sencillo para los franceses atribuir responsabilidades a Bélgica. Hay tres belgas, de Bruselas, que están relacionados con este ataque. Pero también significa que hay cinco franceses que estaban en Francia”, ha destacado Rapaille.

Bélgica ha elevado el nivel de alerta por amenaza terrorista. Este martes la Policía belga ha inspeccionado un coche sospechoso junto a la sede de la Comisión Europea, en Bruselas. Y el amistoso entre España y Bélgica que se iba a disputar este martes se ha suspendido por motivos de seguridad. Se esperaba la asistencia de 50.000 personas en el estadio Rey Balduino.