Última hora

Última hora

El 60% de los estadounidenses, favorables a aumentar los ataques contra el EI tras los atentados de París

Tras los atentados de París, el 60 por ciento de los estadounidenses es partidario de aumentar los ataques, según un reciente sondeo de Reuters. Pero, sin tropas de tierra

Leyendo ahora:

El 60% de los estadounidenses, favorables a aumentar los ataques contra el EI tras los atentados de París

Tamaño de texto Aa Aa

¿Cómo han cambiado los atentados de París la percepción de los estadounidenses sobre las operaciones militares que el Pentágono realiza contra los yihadistas en Irak y Siria?

Punto de vista

Debemos actuar militarmente para contener y hacer retroceder la amenaza inmediata que representa el EI para muchos en la región y en Occidente. Pero también necesitamos ocuparnos de las condiciones que han favorecido su existencia. Y esto es mucho más complicado

Un 60 por ciento de los estadounidenses es partidario de aumentar los ataques, según un reciente sondeo de Reuters. Pero, sin tropas de tierra.

Heather Conley, Center for Strategic and International Studies:

“ Creo que la administración Obama está apostando mucho por el proceso político anunciado en Viena el fin de semana pasado, esperando que produzca resultados”

Es decir, algún tipo de coordinación con Irán y Rusia contra los yihadistas en lo estrictamente militar, pero sin descuidar el aspecto político de la transición en Siria.

Tamara Cofman Wittes, Brookings Institution:

“ Debemos actuar militarmente para contener y hacer retroceder la amenaza inmediata que representa el EI para muchos en la región y en Occidente. Pero también necesitamos ocuparnos de las condiciones que han favorecido su existencia. Y esto es mucho más complicado”

Recientemente, Barack Obama anunció el despliegue de tropas especiales en Siria para labores logísticas, no de combate.

Stephan Grobe, euronews, Washington:

“ Mientras los candidatos Republicanos piden una intervención militar con más músculo en Siria, en los círculos políticos de Washington no parece ser esa la estrategia favorita, al menos a largo plazo. Entetanto, los estadounidenses continúan manteniendo su escepticismo”