Última hora

Última hora

El fiscal no confirma aun la identidad de los dos presuntos terroristas muertos y los siete detenidos en Saint Denis

Dos presuntos terroristas muertos y siete detenidos es el balance provisional de una operación que la policía francesa ha llevado a cabo este martes

Leyendo ahora:

El fiscal no confirma aun la identidad de los dos presuntos terroristas muertos y los siete detenidos en Saint Denis

Tamaño de texto Aa Aa

Dos presuntos terroristas muertos y siete detenidos es el balance provisional de una operación que la policía francesa ha llevado a cabo este martes por la mañana en el municipio de Saint Denis, límitrofe al norte de París. Aun se ignoran las identidades.

“Desde esta mañana a las cuatro, los policías de las unidades de élite RAID y BRI condujeron una operación destinada a desactivar la capacidad de los terroristas de causar daño”, explicó el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, en el lugar de los hechos. “Se detuvo a siete personas y dos personas murieron, una de ellas una mujer que se hizo explotar. En los próximos días, continuaremos la investigación que llevamos a cabo contra el terrorismo. Cedo ahora la palabra al fiscal de la República”.

El fiscal François Molins es el encargado de coordinar la investigación por los atentados en París del viernes pasado.

“Se ha efectuado mucho trabajo a partir de las conexiones telefónicas, la vigilancia y los testimonios, lo que permitió pensar que el llamado Abaaud podía encontrarse en un apartamento conspirativo en Saint Denis”, declaró Molins. “En estos momentos, es imposible darles las identidades de las personas detenidas ya que se están verificando. Se hará todo para determinar quién es quién y, en función de los análisis de la policía técnica-científica, les diremos quién se encontraba en el apartamento y cuáles son las consecuencias a extraer para el desarrollo de las investigaciones”.

El belga Abdelhamid Abaaud, a quien ya se le relaciona con otros atentados en los últimos años en Europa del grupo Estado Islámico, es el sospechoso de haber organizado los ataques en la capital francesa. Entre ellos, el del Estadio de Francia en el municipio de Saint Denis.