Última hora

Última hora

Jamie Shea: "La lucha contra el terrorismo le incumbe a todo el mundo, no solo a los órganos del Estado"

Se ha declarado la guerra al grupo Estado Islámico pero, ¿sabemos quiénes son realmente nuestros enemigos y qué podrían estar planeando? Los ataques

Leyendo ahora:

Jamie Shea: "La lucha contra el terrorismo le incumbe a todo el mundo, no solo a los órganos del Estado"

Tamaño de texto Aa Aa

Se ha declarado la guerra al grupo Estado Islámico pero, ¿sabemos quiénes son realmente nuestros enemigos y qué podrían estar planeando? Los ataques terroristas de París han mostrado los desafíos a los que se enfrentan las agencias de inteligencia: el seguimiento y la detención de terroristas expertos en tecnología que pueden causar estragos. Para hablar de estas cuestiones está conmigo Jamie Shea, de la división de emergencias de seguridad de la OTAN.

Isabelle Kumar, euronews: Desgraciadamente sabemos de lo que es capaz el autoproclamado Estado Islámico. ¿Qué podría estar planeando ahora?

Jamie Shea: Este grupo se ha mostrado propenso a llevar a cabo la yihad y a organizar ataques en poco tiempo, muy rápidos y en en diferentes lugares. Podría ser porque ha sufrido varios reveses: han perdido el 25% del territorio que controlaban el año pasado en Siria e Iriak. Podría ser porque estamos teniendo éxito combatiendo su califato… Están actuando como un oso herido, atacando en Europa y otros lugares. Tenemos que estar atentos contra esto. Por desgracia, en este terreno, siempre se paga un alto precio por el éxito.

Isabelle Kumar, euronews: Eso es una historia, la otra es que podrían ser más listos…

Jamie Shea: Como sabe, es muy difícil seguir a un número tan grande de personas que operan en tantos países con células durmientes. Algunas vienen del extranjero, otras están ya aquí, todo el tiempo. Para ser justo con las agencias de inteligencia, lo que estamos viendo es que hay mucha más gente fichada. Por ejemplo, en Francia. Hace unos años, los servicios de inteligencia franceses tenían fichadas a unas mil o dos mil personas. Ahora hay más de 15.000. Muchas de las que entran en las listas de las agencias de inteligencia no tienen un gran historial. Por ejemplo, un 25% son mujeres y un 15% adolescentes menores de 16 años. La otra cosa que estamos viendo y que nos complica el trabajo es que el periodo de radicalización es mucho más corto. Lo hemos visto en el caso de los dos hermanos de Bélgica que estuvieron involucrados en los ataques de París. Su radicalización se produjo en menos de nueve meses. Se necesitan 36 agentes de la inteligencia para seguir a un solo individuo.

Isabelle Kumar, euronews: El seguimiento de la comunicación es esencial. ¿Cómo rastrean la comunicación los servicios de inteligencia, las técnicas de un grupo como el EI?

Jamie Shea: Bueno, depende mucho de una buena cooperación internacional.

Isabelle Kumar, euronews: ¿Y existe?

Jamie Shea: A veces los soplos vienen de Oriente Medio, o en este caso de Turquía e Irak. Tenemos que intensificar este tipo de cooperación.

Isabelle Kumar, euronews: Le he oído decir esto, cuando hablamos antes. Le he oído decir que este tipo de cooperación entre la inteligencia internacional tiene que incrementarse, pero no parece estar sucediendo.

Jamie Shea: Es un tema constante, no hay duda. Y París, de nuevo, es un estímulo para mejorar este tipo de relaciones. Por otro lado, el hecho de que, por ejemplo, se identificara a los criminales tan rápido, el hecho de que la policía belga casi al día siguiente llevara a cabo redadas aquí en Bruselas, muestra que actualmente hay una gran cooperación. Pero tiene razón, nunca va a ser perfecta. Y tenemos que seguir viendo qué podemos hacer para que sea cada vez mejor. En concreto, en un contexto en el que los yihadistas utilizan cada vez técnicas más sofisticadas, como mensajes cifrados y, por supuesto, el lado oscuro de internet, que les sirve.

Isabelle Kumar, euronews: ¿Qué hacen estos grupos en este lado oscuro de internet? Obviamente se comunican, pero ¿qué más hacen en él?

Jamie Shea: Claramente lo utilizan para comunicarse, para recaudar fondos, para enviar señales. Por supuesto en la comunidad de inteligencia, necesitamos las mejores herramientas tanto en términos tecnológicos como legales, para poder resolver los cifrados cuando sea necesario. Como sabe, hay un debate ahora mismo en el Reino Unido, en Francia y en Estados Unidos, ya que los proveedores de servicios de internet intentan dar a sus clientes más formas de cifrar sus comunicaciones para proteger su privacidad. El equilibrio debería estar entre los derechos de los ciudadanos a tener comunicaciones cifradas y el derecho de los Estados, los servicios de inteligencia, a tener acceso cuando sea estrictamente necesario. Lo que hemos visto tras París es que, quizás, el equilibrio debería inclinarse más del lado de la seguridad.

Isabelle Kumar, euronews: Esa es otra discusión. Pero si volvemos a la situación de París, la cuestión que se plantea es por qué no se detectaron los ataques ya que, como ha dicho, la localización de los autores parecía relativamente fácil.

Jamie Shea: La clave es que no solo estamos siguiendo a individuos, sino intentado detectar el momento en el que de repente ves un cambio hacia la radicalización, o cuando grupos de personas que están bajo seguimiento individual se unen y empiezan a entrenarse, o planean algo, o alquilan un piso franco, o importan explosivos o lo que sea. Pero no es fácil, porque aunque en los servicios de inteligencia hay gente muy lista, también la hay entre los terroristas. Esto no es solo un trabajo para los servicios de inteligencia. Las comunidades en las que vive esta gente también tienen que asumir su responsabilidad y alertar a las autoridades ante cualquier movimiento hostil o sospechoso. Esto incumbe a todo el mundo, no solo a los órganos del Estado.

Isabelle Kumar, euronews: También tienen unos aliados insospechados en esto, porque el grupo Anonymous también le ha declarado la guerra al EI. ¿Qué importancia tiene?

Jamie Shea: Es bueno hasta cierto punto, porque así el grupo Estado Islámico ve que la lucha no es solo contra un gobierno u órgano del Estado, sino también contra todos los valores que representa nuestra sociedad. Pero, por otro lado, seamos claros. Los yihadistas gestionan 46.000 cuentas de Twitter y, a veces, esas cuentas son una valiosa fuente de información para la inteligencia en términos de rastreo.

Isabelle Kumar, euronews: Entonces, ¿cree que este movimiento podría ser contraproducente?

Jamie Shea: Podría ser contraproducente y, francamente, es mejor que Anonymous deje este tipo de asuntos a las autoridades del Estado que saben de verdad cuál es la mejor estrategia y los mejores métodos en estos casos.

Isabelle Kumar, euronews: Me gustaría cambiar ligeramente de tema. Porque ha habido informes y existe una preocupación por si el grupo EI pudiera hacerse con armas de destrucción masiva. Sabemos que en Siria se han usado armas químicas. ¿Es algo que preocupa a su unidad?

Jamie Shea: En la medida en que el grupo Estado Islámico dice ser un estado y gobernar un territorio, creo que es un peligro. Si el EI, como Al Qaeda en los últimos años, está siembre escapando, escondiéndose de los ataques de drones, poniéndose a salvo… no tienen tiempo de organizar laboratorios o cadenas de suministro o los recursos financieros necesarios para construir armas de destrucción masiva. Lo primero es negarles esa zona segura en la que podrían planear un acto infame, eso es fundamental.

Por otra parte, después de lo de París vemos que, utilizando cosas muy básicas, como Kalashnikov y explosivos, y con apenas ocho o nueve diez efectivos son capaces de provocar el caos. Consiguen mucha publicidad y creo que es lo que están intentando hacer para causar división y tensión. Armas de destrucción masiva, pero tal vez tienen opciones más baratas y directas para estos ataques múltiples y sofisticados y en el campo cibernético. Así que tenemos que estar atentos a una serie de amenazas procedentes del grupo Estado Islámico y poner todos los huevos en la misma cesta.