Última hora

Última hora

En las costas de Omán

Leyendo ahora:

En las costas de Omán

Tamaño de texto Aa Aa

Hermosas bahías, playas de arena y astilleros tradicionales. En esta edición de “Omán Life” exploramos una rica vida marina en la que destaca la

Hermosas bahías, playas de arena y astilleros tradicionales. En esta edición de “Omán Life” exploramos una rica vida marina en la que destaca la tortuga verde, en peligro de extinción.

Nuestro viaje empieza cerca de la capital, Mascate, a bordo de un barco tradicional de madera llamado “dhow”, típico de este país.

Vamos a la reserva natural de Bandar Khayran.

Esta gran laguna de manglares es un ecosistema único con sus pequeñas islas y bahías, y es un refugio para muchos animales, nos explica Lubna Hamoud Al Kharusi, directora de investigaciones marinas:

“Bandar Khayran tiene una extraordinaria riqueza de especies marinas y terrestres. Hay una gran diversidad de aves, arrecifes de coral y peces en los manglares. Algo que no existe en otras reservas naturales”.

Buceamos hacia el tesoro natural sumergido, bajo las aguas del mar arábigo.

Las aguas calientes de arrecifes de coral atraen a una multitud de peces tropicales a la bahía.

Un ecosistema protegido en el que conviven más de 200 especies y diversas formaciones coralinas.

De vuelta en la superficie, nos dirigimos a la ciudad costera de Sur, uno de los puntos más orientales de la Península Arábiga.

En el pasado, jugó un papel crucial en el comercio con la India, África y el Sudeste Asiático.

Sur es una localidad muy conocida por sus astilleros “dhow”. Durante siglos, estos barcos navegaron por el Océano Índico transportando mercancías preciosas. Para su construcción no se basan en un plano, sino en las indicaciones del maestro de obras, Khalid Al-Araimi:

“Primero se pone la quilla, que es como la columna vertebral del barco, después van las cuadernas hacia los extremos, que son como las costillas y por último la cubierta. Y en cuanto está listo, lo ponemos en el mar.”

Khalid Al-Araimi proviene de una familia de constructores navales, que han preservado las técnicas tradicionales. Para fabricar un barco de madera de teca se necesitan unos ocho meses. Incluso hoy en día todo se hace a mano.

“Ponemos algodón alrededor del tornillo. Un algodón que debe estar empapado en aceite. Se ajusta en la madera y después se le pone un material aislante llamado Lami, que tapa el hueco, para que el agua no se filtre y no corroa el tornillo.”

Muy cerca se encuentra una de las playas más bonitas del país: Ras al Jinz y su santuario de tortugas. Esta zona costera es uno de los sitios de anidación más importante del mundo.

Después de atravesar miles de kilómetros surcando el océano, las tortugas verdes vienen a esta playa a poner sus huevos.

Nasser Al-Zadjali lleva siete años observando a la tortuga verde en estas playas de anidación y eclosión.

“Las tortugan salen del agua cuando está la marea alta, debido principalmente a su peso, entre 80 y 150 kilogramos. Al salir del mar, se dirigen hacia uno de estos huecos. Entonces comienza el proceso de excavación profunda para anidar y cubrir los huevos. Esta tortuga marina, de la familia de los quelónidos, utiliza las aletas delanteras para cubrir de arena el nido y vuelve con su lento andar hasta el mar.”

Tras 50 días de incubación, las crías de tortuga inician el viaje más peligroso de su vida, pues son una presa fácil para muchas otra especies.

La tasa de supervivencia de la cría de tortuga verde es muy baja: sólo una o dos de cada mil sobreviven en estos primeros pasos.

Si logran alcanzar el mar, volverán aquí al cumplir 25 años, a poner sus huevos en la misma playa que le vio nacer.

Dejamos la playa para descubrir el patrimonio cultural extraordinario de este país. En la última edición de “Omán Life” visitamos una famosa fortaleza y la capital Mascate, con sus maravillas arquitectónicas.