Última hora

Última hora

[Investigación] Las dietas de los eurodiputados ante la justicia

Un grupo de periodistas de investigación ha decidido presentar ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea una reclamación para conocer todos

Leyendo ahora:

[Investigación] Las dietas de los eurodiputados ante la justicia

Tamaño de texto Aa Aa

Un grupo de periodistas de investigación ha decidido presentar ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea una reclamación para conocer todos los detalles de las dietas que cobran los europarlamentarios. La petición acompañada de un exhaustivo informe, elaborado por un colectivo de veintinueve profesionales de todos los Países Miembros, pone de manifiesto que la partida que Bruselas dedica a los gastos generales supera el presupuesto en casi 40 M€. Una circunstancia que esconde, en opinión de estos periodistas, “una ausencia total de control”.

Para la elaboración del informe solicitaron el detalle de los gastos ordinarios de los 751 parlamentarios europeos, correspondientes a los últimos cuatro años. Sin embargo, obtuvieron una negativa por respuesta. Hacer públicos estos datos supondría una violación de la normativa sobre la privacidad existente, añadiendo que provocaría una excesiva carga de trabajo para el personal adscrito a la recogida de los datos solicitados.

¿Cuánto ganan los eurodiputados?

Un europarlamentario gana 8 020,53 euros al mes, que son 96 246 euros brutos al año.

Una vez aplicadas las deducciones el sueldo neto alcanza los 6 250,37 euros al mes, 75 004 euros al año.

¿A qué otros ingresos tienen derecho?

Tienen a su disposición una cantidad mensual de 4 320 euros, 51 840 euros al año para los llamados gastos generales destinados, en teoría, a cubrir los costes de la actividad política propia de su cargo.

Además pueden solicitar al Parlamento Europeo el reembolso de los gastos de viaje de ida y vuelta entre sus países de origen y las sedes europeas de Bruselas y Estrasburgo.

También hay que añadir hasta un máximo de 4 264 euros para cubrir los gastos de viaje y de alojamiento cuando los eurodiputados estén en misión oficial fuera del Estado Miembro por el que han resultado elegidos.

Existe también una indemnización diaria de 304 euros para sus gastos personales cuando están en Bruselas.

Y pueden gastar hasta 256 548 euros al año para la gestión de su oficina.

¿Existen otros ingresos complementarios?

Sí, los eurodiputados pueden percibir las llamadas indemnizaciones doradas, cantidades que les corresponden al término de la legislatura. Las indemnizaciones doradas se utilizan para el cierre de su oficina en Bruselas y para su regreso a su país de procedencia. En el año 2009, se gastaron en total 40,8 M€ por este concepto.

De acuerdo con la normativa comunitaria, los eurodiputados tienen derecho a percibir una indemnización transitoria, acorde con su salario, de un mes por cada año de mandato durante un mínimo de seis mensualidades y un máximo de dos años. No obstante, si deja el cargo para ocupar un escaño en el parlamento de su país, o para asumir cualquier otra responsabilidad pública no tiene derecho a esta retribución. Además si cobra una pensión de jubilación o de invalidez, debe elegir entre una u otra prestación.

¿Existen mecanismos para frenar el uso abusivo?

El principal mecanismo de control es el propio sistema de asignación porque el dinero no se paga directamente a los políticos aunque un documento de WikiLeaks sacó a la luz pública diversos casos de abusos sitemáticos.

Para los gastos de viaje entre su país de origen y las sedes de Bruselas y Estrasburgo, el eurodiputado tiene que presentar la factura correspondiente para facilitar su reembolso.

Los gastos generales y las dietas diarias se ven reducidas si el europarlamentario no participa en más de la mitad de las votaciones que tienen lugar en el Parlamento Europeo.

La transparencia sacrificada en aras de la privacidad

La total ausencia de un control exhaustivo de los gastos generales de los eurodiputados genera, a juicio de los periodistas encargados de la investigación, más que serias dudas sobre la gestión transparente, responsable y verificable de las cantidades de las que disponen para realizar su trabajo.

¿Por qué no hacen públicas todas estas informaciones?

El equipo de investigación sostiene que el Parlamento Europeo ha rechazado su petición argumentando que son datos personales de los eurodiputados, que no disponían de los documentos solicitados o que la gestión de los datos iba a presentar una sobrecarga excesiva a nivel administrativo.

En conclusión

Los periodistas europeos que han promovido esta iniciativa no esperan que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea vea el caso antes de un año y medio.