Última hora

Última hora

Mauricio Macri, un liberal en la Casa Rosada

La victoria de Mauricio Macri en las elecciones presidenciales representa un cambio radical para Argentina. El vencedor “del kircherismo” ha acabado

Leyendo ahora:

Mauricio Macri, un liberal en la Casa Rosada

Tamaño de texto Aa Aa

La victoria de Mauricio Macri en las elecciones presidenciales representa un cambio radical para Argentina. El vencedor “del kircherismo” ha acabado con lo que los argentinos llaman la “era k”, que ha durado doce años.

Tras haberse convertido, el pasado 25 de octubre, en el primer candidato en conseguir forzar una segunda vuelta, Macri ha sido el más votado. Este ingeniero de formación ha acabado con la tradición de “presidentes abogados” y ha alcanzado la presidencia en su primera tentativa. Una proeza ya que Mauricio Macri no es ni mucho menos un político veterano.

Hijo de un empresario de origen italiano, Macri pasa de trabajar en los negocios familiares a hacerse con las riendas del Boca Juniors. Una presidencia que le da notoriedad y que permite al club de fútbol conseguir 17 títulos internacionales.

En 2007, dos años después de ser elegido diputado, alcanza con su partido, Propuesta Republicana, la alcaldía de Buenos Aires y con ella una base territorial para apuntar a la presidencia.

Para ampliar sus apoyos fuera de la capital decide aliarse con la Unión Cívica Radical, un partido histórico pero en declive que le ofrece su red nacional para formar la coalición Cambiemos con la que consigue las llaves de la Casa Rosada.

Macri tendrá que hacer frente a numerosos desafíos económicos que asegura combatirá con recetas liberales. La inflación se sitúa en el 30%, las subvenciones a la energía y el transporte representan el 20% del gasto público y tras 10 años de fuerte crecimiento la recesión asoma

“Han sido cuatro años en los que la economía argentina no ha crecido. Cuatro años en los que las exportaciones han caído. Cuatro años en los que el sector privado no ha creado empleo”. decía el economista y consultor Marcelo Elizondo.

El nuevo presidente hereda el litigio con los “holdouts”, un grupo de fondos buitre que reclaman al país 1.500 millones de dólares. El impago de esta deuda cierra a Argentina el acceso a los mercados internacionales.

“Esa es la llave para que Argentina pueda recibir la financiación exterior. Toda la liquidez que hay en el mundo en estos momentos está esperando que Argentina resuelva esto para poder canalizarse la nueva financiación para inversiones en el país”, añadía el analista político Patricio Giusto.

Mauricio Macri quiere acabar con las medidas proteccionistas del anterior Gobierno. Quiere suprimir las tasas sobre las exportaciones de cereales y un tipo de cambio más competitivo entre el peso y el dólar.

Para ello necesitará conseguir apoyos en el Parlamento ya que en las dos cámaras los peronistas tienen la mayoría.