Última hora

Última hora

¿Está Rusia dispuesta a participar en la coalición internacional contra Dáesh?

El objetivo del maratón diplomático que el presidente francés inició ayer en el Elíseo junto al primer ministro británico es claro: fortalecer todos

Leyendo ahora:

¿Está Rusia dispuesta a participar en la coalición internacional contra Dáesh?

Tamaño de texto Aa Aa

El objetivo del maratón diplomático que el presidente francés inició ayer en el Elíseo junto al primer ministro británico es claro: fortalecer todos los mecanismos diplomáticos, militares y políticos, en la lucha contra Dáesh. En el plano militar, la gran coalición que lleva más de un año bombardeando bases de Dáesh en Irak y Siria, no ha logrado avances espectaculares. Además de Estados Unidos, 12 países participan en ella, entre ellos Francia y más recientemente Turquía. El gran reto ahora es conseguir que Rusia se sume a esta coalición. Sólo cuatro días después de los atentados, François Hollande no dudo en pedírselo a Moscú, y su homólogo ruso parecía abierto a la idea.

Vladimir Putin, presidente de Rusia:
“Hay que establecer un contacto directo con los franceses y trabajar con ellos como aliados.”

Falta por ver si Moscú y Washington están realmente dispuestos a cooperar de esa forma. Hasta ahora, rusos, franceses y estadounidense se coordinan únicamente para evitar posibles incidentes en el cielo de Siria.
Rusia comenzó sus operaciones hace menos de dos meses, pero Dáesh no era entonces su objetivo principal. Su intervención ha servido principalmente para apoyar el avance terrestre de las tropas de Bachar al Asad frente a los rebeldes sirios.

En las últimas semanas se ha notado un cambio de estrategia, sobre todo tras el siniestro del avión ruso en el Sinai atribuido a Dáesh, pero Irán sigue siendo su verdadero y único aliado en la región. Vladimir Putin y el presidente Rohani reafirmaron el pasado domingo su voluntad de aumentar su cooperación.

La conversación a solas que mantuvieron Putin y Obama al margen del G-20 fue ampliamente comentada, pero en Washington cunde sobre todo el escepticismo cuando se habla de la posibilidad de un acercamiento.

William Taylor, vicepresidente del Instituto estadounidense por la Paz:
“Los rusos no serán parte de la solución en Siria. Si siguen apoyando a Bachar al Asad en Siria, van a agravar el problema de los refugiados y entorpeceran la lucha contra Dáesh.”

En cualquier caso, los expertos advierten de que ninguna coalición por amplia que sea logrará resultados sin una solución política en Siria. La reunión de Viena, a mediados de noviembre, solo esbozó las líneas generales para llegar a esa solución que se topa siempre con la misma piedra: el destino de Bachar al Asad.