Última hora

Última hora

Los centros escolares y el metro abrirán progresivamente a partir de este miércoles en Bruselas

Bruselas intenta retomar la vida diaria tras cuatro jornadas con máximo nivel de alerta terrorista.

Leyendo ahora:

Los centros escolares y el metro abrirán progresivamente a partir de este miércoles en Bruselas

Tamaño de texto Aa Aa

Bruselas intenta retomar la vida diaria tras cuatro jornadas con máximo nivel de alerta terrorista.

Poco a poco, bruselenses y turistas salen a las calles con un paisaje muy diferente al habitual como explica el alcalde de la ciudadm Yvan Mayeur:

“Obviamente sabemos que en Bruselas tenemos calidad de vida, alegría de vivir, un humor típico de los bruselenses y de nuestros barrios, pero que estos días no está aquí. Ésta es la imagen que debe permanecer de Bruselas y no la de un militar delante de un edificio”.

El nivel 4 de alarma se mantendrá en Bruselas al menos hasta el lunes, según ha confirmado el primer ministro belga Charles Michel. En el resto del país, seguirá el nivel 3.

“Creo que incluso el ministro de Asuntos Exteriores ya habla de limpiar y mejorar la imagen de Bruselas y de Bélgica en el extranjero” dice Yvan Roque de “Catering federation Brussels-Wallonia”.

A parte de los inconvenientes para todos los ciudadanos, el sector turístico ha sido uno de los más perjudicados debido a las numerosas cancelaciones de los visitantes con motivo del estado de máxima alerta.

“Cuanto más se prolongue esta situación, peor será para el comercio. La gente no va a venir porque se le ha recomendado no salir, pero incluso cuando se levanten las medidas de seguridad siempre quedará un poco de trauma en la mente de las personas” dice una comerciante.

“Dependerá de cuánto tiempo continue la presencia policial y militar. Yo creo que eso es lo que da miedo a algunas personas, pero estoy convencida que en dos o tres semanas la vida volverá a su normalidad” afirma la responsable de una oficina de atención ciudadana.

Los centros escolares y el metro abrirán progresivamente a partir de este miércoles. El gobierno belga desplegará unos 500 agentes para vigilar esta operación